La doble pandemia: el COVID-19 y la violencia contra la mujer

(Segunda y última parte)

*Cuando el hogar es un espacio inseguro

Por Gabriela Soto

México, 26 Abr (Notimex).- La cuarentena obligada por el COVID-19 ha hecho que las mujeres convivan de cerca y a tiempo completo con sus agresores. Es en lo que coinciden los expertos consultados para este texto.

Para Salvador Guerrero Chipré, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia de la Ciudad de México, el confinamiento provocó que las víctimas estén a tiempo completo con sus agresores, lo que aumentó la cantidad de agresiones.

“La violencia viene de atrás, la violencia es detonada por el confinamiento. Sí hay una estructura patriarcal y machista que implica que no se respeten los derechos, la identidad y el bienestar de la mujer, es histórico en países como México. Se debe a que el perpetrador de ella -de la violencia-, pues ahora está en casa, simplemente no se retira”, señaló Guerrero Chipré.

Los datos confirman su argumento: en la primera semana de "No estás sola" -programa para la atención de la violencia hacia las mujeres-, las llamadas de denuncia por agresiones se dispararon 150 por ciento. 

De éstas, nueve de cada 10 llamadas fueron de mujeres, y una de cada cinco reportes es por parte de una mujer que es testigo de un incidente, que ve o escucha.

Por su parte, Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios, dijo que la contingencia ha puesto en riesgo a las mujeres, pero también a los niños y niñas.

“Este control, esta sumisión que las envuelve y que, además se ve acrecentada en estos momentos de cuarentena, donde las mujeres son múltiplemente afectadas.

No solamente en el tema del cuidado del espacio de la casa, del tema de las labores domésticas, el tema de estar acompañando a sus hijos e hijas en las tareas, en el tema de estar respondiendo a los mandatos sociales, de tener que ser ellas las responsables de mantener la higiene y todo lo que tiene que estar controlado, más las violencias económicas que sabemos que el COVID viene afectar económicamente a toda la sociedad.

Más las violencias y formas históricas que tienen en una relación de pareja, en donde la violencia es parte de esta relación o de este trato, son un caldo de cultivo, precisamente, para que los roces, las situaciones inconformidad se vayan acrecentando y los periodos que les llamamos la espiral de violencia, estas lunas de miel que sean cada vez más cortos y los eventos sean más constantes”, subrayó.

Este fenómeno de crecimiento de la violencia contra la mujer por el confinamiento no es exclusivo de México, se ha presentado en China, Europa oriental y en Latinoamérica.

“Hay una asociación negativa entre el confinamiento por la pandemia y la violencia familiar. Esto ya se vivió en China, en tres poblaciones allí en Wuhan, se triplicó la violencia en esas poblaciones, y también en Europa, en parte del Mediterráneo, en particular, se registró y en el continente es un fenómeno que está ocurriendo”, dijo Guerrero Chipré.

La misma advertencia de la presencia de agresiones contra la mujer durante el confinamiento la ha emitido la Organización de Naciones Unidas.

Maissa Hubert, investigadora de la asociación Equis Justicia para las Mujeres, ha explicado que otra violencia que se observa durante la cuarentena es la económica.

“Esto está relacionado con otro factor, el hecho de que estas medidas sanitarias están provocando en México y en otros países, una crisis económicas, muchas personas están perdiendo su empleo formal y muchas personas ya no tienen acceso a su actividad informal. Muchas mujeres ya no cuentan con un ingreso propio que les permita independizarse en caso de ser víctima de violencia”, señaló.

Las mujeres han denunciado sufrir diferentes violencias: física, sexual, sico-emocional, patrimonial y económica. Todas estas enlazadas una con la otra.

Además, los agresores de las mujeres son 81 por ciento de los casos su pareja sexual o sentimental, mientras que 17 por ciento son consanguíneos, principalmente su hijo, detalló Guerrero Chipré.

-Fin de nota-

 

NTX/GS/LVR