¿Qué es Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization? ¿Por qué se podría revocar el derecho al aborto?

·4  min de lectura
Activistas a favor del derecho a decidir frente a la Corte Suprema de EE. UU. en Washington, DC, el 15 de junio de 2022 (AFP via Getty Images)
Activistas a favor del derecho a decidir frente a la Corte Suprema de EE. UU. en Washington, DC, el 15 de junio de 2022 (AFP via Getty Images)

La Corte Suprema conmocionó a todo el país a principios de este año cuando Politico publicó un proyecto de dictamen, filtrado de la propia corte, que parecía indicar una decisión que ponía fin al derecho al aborto garantizado por el gobierno federal en Estados Unidos.

En el centro de la nueva batalla que ha estallado sobre el derecho al aborto está Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization, un caso de Misisipi que desafía directamente el precedente establecido por la corte en Roe vs. Wade, una decisión histórica que estableció por primera vez la idea de que el aborto era un derecho inherente por su naturaleza de práctica médica necesaria en algunos casos para salvar la vida de una persona.

La Corte Suprema debe publicar su decisión oficial sobre el asunto en cualquier momento. Durante semanas, los jueces de la Corte Suprema han condenado la filtración del proyecto de dictamen que, según ha subrayado, no está finalizado, al tiempo que parece estar a punto de hacer uno de los retrocesos más dramáticos de un precedente en su historia.

Echemos un vistazo a los actores clave en este caso de Misisipi y cómo llegamos a este punto decisivo:

Jackson Women’s Health Organization

Luchando una batalla solitaria por el derecho al aborto en Misisipi está el único proveedor de servicios de aborto del estado, Jackson Women’s Health Organization, ubicada en la capital del estado. El centro presentó una demanda contra Misisipi en 2020 después de que los legisladores aprobaran una prohibición restrictiva de los abortos después de las 15 semanas de embarazo que no incluye excepciones por violación o incesto.

La clínica se convirtió en el último proveedor de servicios de aborto del estado en 2006, cuando el único otro proveedor cerró definitivamente; desde entonces ha enfrentado episodios de vandalismo y otras amenazas de activistas contra el aborto.

Thomas Dobbs

El homónimo del caso que podría provocar que su apellido sea sinónimo del fin de los derechos de aborto protegidos por el gobierno federal en Estados Unidos, Thomas Dobbs, actualmente se desempeña como director de salud del estado de Misisipi.

El propio Dobbs no es un partidario vocal de la legislación, ya que no es un candidato político para un cargo. Los partidarios más fervientes del proyecto de ley son los legisladores, incluido Tate Reeves, el gobernador republicano del estado.

“Si usted cree, como creo firmemente, que ese inocente niño no nacido en el vientre de la madre es, de hecho, un niño, la palabra más importante cuando hablamos de niños no nacidos no es ‘no nacido’, sino ‘niño’”, dijo el gobernador en una entrevista para CNN sobre la prohibición. “Entonces, sí, haré todo lo que pueda para proteger la vida de esos niños”.

¿Por qué es tan significativo el caso?

La batalla por el derecho al aborto en Estados Unidos se ha librado durante décadas, pero este último impulso de Misisipi parece estar a punto de lograr un éxito que para el movimiento antiaborto era impensable hace solo unos años. ¿Cómo pasó eso?

La respuesta tiene dos vertientes: en primer lugar, gran parte del crédito (o culpa) reside en Donald Trump, quien supervisó un cambio masivo hacia la derecha de la Corte Suprema bajo su presidencia. Tres jueces fueron designados para la Corte Suprema durante el mandato de Trump, lo que culminó con una mayoría conservadora de hasta 6-3 en algunos casos.

En segundo lugar, la demanda en sí representa un desafío directo al precedente Roe; a diferencia de un proyecto de ley aprobado por los legisladores en Texas que creó una especie de sistema de recompensas para la aplicación civil de su prohibición del aborto, la apelación presentada por Misisipi pide directamente a la corte que revoque el precedente establecido en Roe vs. Wade, que garantiza el aborto como un derecho hasta el momento de la viabilidad fetal. La prohibición de Misisipi entraría en vigor mucho antes de que el feto sea viable en un embarazo.

En general, la revocación de Roe vs. Wade significaría uno de los cambios más drásticos de los derechos constitucionales en la historia de EE.UU. y amenaza con lanzar el panorama político estatal al caos, ya que los legisladores se ven obligados repentinamente a decidir cuál debería ser el estándar para el derecho al aborto en sus comunidades individuales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.