Doña Cuquita responde críticas por perdonar infidelidades de "Chente"

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- "Cuquita" Abarca, viuda de Vicente Fernández, habló de su marido y su gusto por conquistar mujeres, pues desde que falleció "el charro de Huentitán", la madre de los Fernández ha sido muy cuestionada, bebido a que siempre perdonó las infidelidades de "Chente".

Doña Cuquita abrió las puertas del rancho "Los tres potrillos" no sólo a las cámaras, sino al público en general, pues con ayuda de artesanos de Tzintzuntzan, Michoacán, estableció un altar por el Día de Muertos dedicado a Vicente Fernández, quien falleció el 12 de diciembre del año pasado.

La viuda "el charro de Huentitán" aprovechó la presencia de las cámaras de "Ventaneado" para contestar a aquellas personas que han criticado su posición, luego de años de que el intérprete del regional mexicano entablara romances con otras mujeres, pese a que estaba casado.

Abarca compartió con el medio que conocía los gustos de su marido y que sin importar cuanto la hayan criticado, ella supo cómo manejar su matrimonio con el cantante de ranchero, con quien estuvo casada por 57 años, luego de su boda del 27 de diciembre de 1963.

"A Vicente le gustaba todo, desde muchachas hasta paletas", indicó. "Y como siempre lo dije, de las puertas del rancho para acá, era mi marido, aunque me critican (y) me criticaron, no me interesa".

Además, destacó que no iba a ponerse a cuidar a un "señorón" como Chente, quien "siempre hizo lo que quiso": "Él era muy él, él sabía dónde estaba yo, sabía qué lugar tenía yo. Tan lo supo que nunca se fue" y precisó que de haberlo querido, lo hubiera hecho pero eso no pasó.

Y en cambio, confió que hasta el día de hoy sigue sintiéndolo presente, motivo por el que habla frecuentemente con él, como por ejemplo le cuenta acerca del lugar donde decidió depositar sus restos, el cual dejó abierto, sin paredes, pues al intérprete nunca le gustó estar encerrado.

También reveló que no ha visto la serie biográfica de su marido, protagonizada por Jaime Camil, al revelar que desde que llegó a "Chente" al hospital, en agosto del año pasado, no ha vuelto a encender la televisión, sugiriendo que no está enterada de las noticias que se publican acerca de su familia, pues mucho se ha dicho acerca de que los hermanos Fernández están distanciados.

Esta fue otra de las polémicas que Doña Cuquita desmintió y mencionó que no entiende por qué se inventan esas ideas, porque la familia se encuentra unida.