Contra el DNU: Mendoza se planta ante Nación y no suspenderá las clases

Pablo Mannino
·3  min de lectura
“Vamos a mantener la presencialidad en las escuelas”, dijo el gobernador Rodolfo Suarez (UCR), luego de su mensaje ante la Asamblea Legislativa
“Vamos a mantener la presencialidad en las escuelas”, dijo el gobernador Rodolfo Suarez (UCR), luego de su mensaje ante la Asamblea Legislativa

MENDOZA.- La provincia del oeste argentino desoyó el último DNU presidencial y mantendrá las clases presenciales en toda la geografía local. Así, realizará una propia interpretación de las medidas de restricción dispuestas por Alberto Fernández, ya que cuestiona los nuevos parámetros que determinan que la tierra cuyana ingresó a la categoría de Alarma Epidemiológica. “Hay números que se trastocan”, dijo el gobernador Rodolfo Suarez (UCR).

Por tal motivo, más allá de que el Ejecutivo local en las próximas horas disponga la suspensión de las reuniones sociales, no pondrá más cepo a la circulación ciudadana, al tiempo que permitirá que los colegios sigan abiertos desde el lunes. De esta manera, Mendoza vive un escenario similar al de la Ciudad de Buenos Aires, que espera la resolución de la Corte Suprema, por lo que no se descarta acudir a la Justicia.

“Vamos a mantener la presencialidad en las escuelas”, aseguró Suarez en un duro discurso durante la 181 apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura provincial. De esta manera, en su segunda exposición ante la Asamblea Legislativa, ambas en contexto de pandemia, el mandatario mendocino se refirió a los alcances del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia publicado por Nación. Luego, en una conferencia de prensa, profundizó su mensaje político, con fuertes cuestionamientos a la Casa Rosada por el manejo de la pandemia. “No quiero cometer el error del Gobierno nacional de cerrar antes de tiempo”, disparó.

“El lunes habrá clases y Mendoza va a defender la presencialidad”, reiteró Suarez, y adelantó que durante el fin de semana se reunirá con los intendentes para evaluar qué otras medidas se tomarán, entre las que se decidirá si se vuelve a la circulación por DNI.

El gobernador cuyano dijo que el DNU establece nuevas variables y nuevas categorías que “cambian la vida de las personas de un día para el otro”, al tiempo que expresó que se “trastocaron” los índices. Así, consideró que “el decreto produce nuevas variables en lo que respecta al análisis de las situaciones epidemiológicas”. “El presidente habló de categorías en las que ciertos departamentos de la provincia han sido incluidos y encontramos muchos temas que hay que estudiar en lo sustancial y lo formal”, dijo.

Para graficar las dudas que surgen en Mendoza con el DNU presidencial, Suarez puso de ejemplo que la comuna de “Las Heras ha sido incluida en dos categorías”, mientras que el dramático caso de General Alvear aparece en una categoría de menor riesgo, a pesar de que la provincia ya determinó mayores restricciones tras detectarse la transmisión comunitaria de la cepa de Manaos. “No nos pueden cambiar las variables”, insistió el gobernador.

“Vemos en este decreto que se han cambiado. En algunos lugares es de 150, en otros es de 250, y en otros, de 500. Si no hacemos tests o no se cargan los resultados, como muchas provincias que no cargan, el número cambia y eso es relativo. Y las medidas que tenemos que tomar tienen que ser efectivas”, explicó el jefe del Ejecutivo local.

Por su parte, Suarez confirmó que está prevista la restricción de los “encuentros sociales en casas particulares, porque también entendemos que la fiesta y la nocturnidad son lugares en donde los contagios son muy difíciles de evitar”.

Desde que la enfermedad llegó a tierra cuyana en marzo del año pasado ya se registraron 91.771 casos positivos de Covid-19. En tanto, se produjeron 1.846 fallecimientos. Por su parte, la tasa de positividad se ubica en el 30%, mientras que la ocupación de camas críticas llega al 90%.