Divina comida: del fetiche de Fabián Cubero al inesperado desnudo de Gerardo Rozín

·2  min de lectura

El quinteto que compone la tercera semana de Divina comida ya está a mitad de camino de la meta. La carrera por el premio al mejor anfitrión tuvo este miércoles a Sofía "Jujuy" Jiménez en la lupa del resto de sus compañeros.

Hasta el momento, la modelo y conductora fue la que más esmero puso a la hora de preparar el menú para el grupo, con tres platos inspirados directamente en su tierra natal. También el cóctel de bienvenida, "la chicha", tuvo sabor norteño, como así también la botella de licor de Muña Muña que se llevó cada invitado a modo de souvenir, y que al decir de la anfitriona: "tiene propiedades afrodisíacas".

Tal vez hayan sido los brindis, tal vez la confianza que va tomando el grupo, pero para la hora del postre, Fabián "Poroto" Cubero se reveló como experto en ropa interior femenina: "Como fantasía me gusta mucho la lencería erótica", confirmó guiñando un ojo y con tono seductor. Jujuy fue todavía más allá: "Yo soy de sangre caliente, a mí casi todo me enciende. El beso me parece fundamental, no puede faltar. Puedo estar chapando horas, me encanta".

El alto voltaje de la noche había comenzado en la previa, cuando luego de contar Sofía que había ido a una playa nudista, abrió el juego al resto. Y, contra todo pronóstico, el que tomó la posta fue Gerardo Rozín: "Yo salí en b... en televisión a las 8 y 20 de la noche. No me da especial orgullo, pero tampoco ninguna vergüenza".

Los mayores de 30 años es muy probable que recuerden aquella emisión de Sábado Bus con Nicolás Repetto, en el que el conductor se encontró a Gerardo (por entonces su coequiper) esperándolo al pie de la escalera mecánica que lo depositaba en el estudio, completamente desnudo. Dos décadas después, el periodista contó cómo surgió la idea: "Cuando empezaba el programa siempre teníamos un ida y vuelta con Nico. Él bajaba y yo lo esperaba con algún chiste. Pero ese día no nos salía nada, así que me dijeron: '¿Por qué no lo esperás en bolas?'. Nico bajó, me miró, hizo un comentario 'a favor' porque es un amigo y siguió el programa. Hacerlo fue cinco minutos y explicarlo veinte años".

A pesar del esfuerzo de Jujuy, de las risas y las confesiones, la dueña de casa quedó con el puntaje más bajo, gracias a un 1 de Vicky Xipolitakis que, por lo visto, está dispuesta a todo para llevarse el premio, hasta bajarle el promedio al resto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.