Divide aprobación de uso lúdico de marihuana a autoridades de Aguascalientes

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·4  min de lectura

La aprobación de la Cámara de Diputados del dictamen que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y diversas reformas a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, para avalar el consumo con fines lúdicos de la marihuana, ha provocado reacciones diversas entre la población y los demás niveles de gobierno.

En Aguascalientes no fue la excepción.

Para el dirigente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN) y diputado local, Gustavo Báez Leos, la aprobación del uso lúdico de la marihuana provocaría graves daños a la salud de la población, ya que se incentivaría un consumo generalizado de la droga.

“Al aprobarlo en términos lúdicos, va a generar una adicción importante en el país; con el tabaco se ha hecho una lucha importante, por ejemplo, ahorita se están recaudando en el país alrededor de 44 mil millones de pesos como resultado de la lucha que se ha hecho contra el tabaco, pero ahora deciden aprobar esto que va a terminar siendo un vicio grande para el país”.

Asimismo, denunció la falta de planes integrales de rehabilitación por parte del gobierno federal, lo que sería insuficiente para atender la demanda provocada por el consumo.

“No tenemos un plan de adicciones correcto, sabemos que el plan va para un consumo generalizado que lo veremos en las calles, va a ser como una adicción como el alcohol o el tabaco”.

Por su parte, la también legisladora panista, Paloma Amézquita Carreón, la aprobación del uso lúdico de la marihuana podría significar un grave atentado contra los valores familiares y el desarrollo de las personas.

“Es un tema lamentable para todos los padres de familia, yo creo que nos deja una gran preocupación con lo que está sucediendo, cualquier joven va a estar a expensas de poder comprar estas sustancias, que por medio de salud no se ha confirmado que sean 100% benéficas para su consumo, entonces traería muchas consecuencias. Con el alcance tan fácil que tendrían los jóvenes de este tipo de droga, yo veo un problema grave para la familia en general, se viene algo complicado que la sociedad vamos a tener que contrarrestar”.

Por el contrario, el coordinador de los Programas de Desarrollo de la Secretaría del Bienestar del gobierno federal, Aldo Ruíz Sánchez, se dijo a favor de la aprobación de los usos lúdico y médico de la mariahuana, ya que varios países de avanzada lo han hecho con buenos resultados en su marco regulatorio.

“Yo estoy de acuerdo, creo que varios países la han legalizado con un control, se ha demostrado que los adictos a la marihuana no tienen daños crónicos tan graves que las personas que consumen otras drogas sintéticas; el caso de Uruguay, que ya tiene varios años que se aprobó el uso lúdico de la marihuana, los consumidores van y la compran a lugares que puso el gobierno, porque el gobierno controla la producción y la comercialización”.

Señaló que se ha comprobado la efectividad del uso médico de la marihuana en tratamientos de algunos padecimientos de salud.

“El uso medicinal de la marihuana es bastante benéfico en muchos casos, para pacientes de Oncología y Traumatología, entre otros”, añadió.

No obstante, comentó que, de aprobarse, se deberán impulsar los programas de prevención e información sobre el consumo responsable de este tipo de droga, a fin de que los índices de adicciones no se disparen en el país.

“Se tienen programas de rehabilitación y también de prevención, campañas nacionales, pero habrá que ver más allá, se deben de atacar las causas que provocan que las personas recurran a estas drogas, muchas veces es más por el tipo de vida que tienen que por gusto”.

¿Qué puntos considera el dictamen?

Entre los principales aspectos incluidos en la reforma se encuentran:

  • La Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) fungiría como el órgano regulador.

  • Se podría aumentar a seis el número de plantas de marihuana en casa, o hasta ocho en caso de que existan dos consumidores y con un máximo de 50 plantas.

  • Además, los diputados incluyeron como medida de protección a la salud, la obligación de limitar o prohibir la adquisición, posesión y consumo de marihuana en personas de entre 18 y 25 años, así como un límite a la cantidad de plantas permitidas en las sociedades de cultivo y consumo.

  • Se limita la venta de cannabis y sus derivados a través de medios personalizados, prohibiendo su comercialización en máquinas expendedoras, correo, teléfono o internet.

  • Se reconoce el derecho de las personas mayores de 18 años de edad a consumir cannabis psicoactivo, sin afectar a terceros, principalmente a menores de edad.

  • Se despenaliza la producción para comercialización y venta con fines lúdicos, así como la producción con fines de investigación y el cultivo de cáñamo con fines industriales.

  • Se prohíbe el consumo de cannabis durante cualquier tipo de trabajo o actividad laboral remunerada, en lugares públicos, incluidos sitios de trabajo y escuelas.

  • Consumo prohibido para menores de edad, aunque no se incluyen tipos de sanciones.

  • Se considera como ilegal todo tipo de acto de promoción y propaganda relacionada con el consumo de marihuana.

El dictamen fue aprobado por la Cámara de Diputados por 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, y ahora será devuelto al Senado de la República para ser discutido, y en su caso, aprobado.