Cristina Fernández pide a seguidores que vayan a descansar tras tensa jornada

Buenos Aires, 27 ago (EFE).- La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, pidió en la noche del sábado a sus seguidores concentrados a las puertas de su domicilio en Buenos Aires que vayan "a descansar" tras una tensa jornada, que incluyó disturbios y enfrentamientos con la policía de la capital.

"Les pido que vayamos a descansar un poco que ha sido un largo día. Los quiero mucho. Siento que cada uno de ustedes es un poco hijo mío y yo me siento madre de todos ustedes", dijo la vicepresidenta.

En un escenario montado por militantes kirchneristas a las puertas del apartamento donde reside Cristina Fernández en el barrio capitalino de Recoleta, la expresidenta dio un discurso de unos diez minutos al cabo de una jornada tensa, luego de que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires decidiera vallar los alrededores de su domicilio.

Esa decisión, adoptada por el alcalde capitalino, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, generó el rechazo de seguidores de la vicepresidenta, que se concentraron en el lugar, derribaron las vallas y se enfrentaron posteriormente con la Policía de la ciudad.

El Gobierno de Buenos Aires alegó que colocó el vallado para "garantizar el orden público, la paz social y la convivencia" entre los vecinos, luego de que en los últimos días seguidores de la exmandataria hicieran vigilia en el lugar para expresar a Cristina Fernández su apoyo ante la decisión de un fiscal federal de solicitar el lunes pasado para ella una condena de doce años de prisión por presuntos delitos de corrupción.

Quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015 afirmó, sin embargo, que sus seguidores se manifestaron en forma pacífica en los últimos días a las puertas de su domicilio, sin molestar a los vecinos.

Aseguró que desde el pasado lunes, "cuando el partido judicial pidió 12 años de condena" en su contra "por cada uno de los mejores 12 años que tuvo el pueblo argentino" -en alusión a los doce años y medio de gobiernos kirchneristas-, se produjeron en todo el país "manifestaciones espontáneas de compatriotas" a su favor.

Sin embargo, observó, en el "único lugar donde hubo escenas de violencia" fue en la puerta de su casa en Buenos Aires "provocadas" por lo que denominó "el odio hacia la alegría y el amor peronistas", que "siempre han sido objeto de la violencia"

Cristina Fernández cuestionó a la Policía capitalina porque nunca intervino para "evitar el hostigamiento" en su contra por parte de manifestantes opositores en los últimos días a las puertas del edificio en el que reside.

Además, criticó el "grado de cinismo y perversión" de quienes quieren "exterminar al peronismo" y pidió a los dirigentes opositores que "dejen de competir entre sí para ver quién odia más a los peronistas".

(c) Agencia EFE