Se distribuyen las boletas para las elecciones municipales de Nicaragua

Managua, 31 oct (EFE).- El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua comenzó este lunes la distribución de las boletas que serán utilizadas en las elecciones municipales del 6 de noviembre próximo, en las que el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ante la ilegalización de tres partidos opositores, se presenta como favorito para ganar la mayoría de alcaldías.

Las boletas fueron enviadas en convoyes custodiados por efectivos del Ejército de Nicaragua y agentes de la Policía Nacional a cada uno de los 153 municipios del país, como parte del material electoral que fue dispuesto en 7.931 maletas, una por cada Junta Receptora de Voto (JRV).

Los representantes de los seis partidos o alianzas que participan en la contienda electoral revisaron algunas de las maletas de forma aleatoria y se dieron por satisfechos, según informó el CSE a través de medios oficiales.

Cada maleta contenía 600 boletas electorales, la parte correspondiente del padrón electoral conforme su jurisdicción, tinta indeleble para marcar el dedo al votante, número de la Junta Receptora de Votos, entre otros materiales necesarios para la celebración de los comicios.

Las boletas electorales, que llegarán a sus destinos entre este lunes y martes permanecerán en los 3.106 Centros de Votación hasta el próximo día 5, cuando sean enviadas a la JRV correspondiente.

El traslado de las boletas es custodiado por 15.000 efectivos del Ejército de Nicaragua y 16.125 agentes de la Policía Nacional, según las instituciones.

Un total de 3.722.884 nicaragüenses mayores de 16 años, la edad mínima para votar, están aptos para elegir el 6 de noviembre a los alcaldes, vicealcaldes y concejales de los 153 municipios del país, según los datos del CSE, que en un año dio de baja a 755.450 electores sin explicar los motivos.

El FSLN, que actualmente gobierna 141 alcaldías, es el favorito para ganar todas las municipalidades de Nicaragua, debido a la ilegalización de tres partidos opositores y el encarcelamiento de sus principales dirigentes.

La oposición exiliada en el contexto de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde 2018 ha hecho un llamado a no votar, tal como lo hizo en las elecciones generales de 2021, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelegido, con una abstención que el observatorio de incidencia electoral Urnas Abiertas calculó en el 81,5 %, pero que el CSE, controlado por el oficialismo, la fijó en 34,74 %.

(c) Agencia EFE