Distribuyen las últimas 399.000 dosis y no hay fecha para la llegada de más vacunas

Fabiola Czubaj
·4  min de lectura
Peter Lazar
Peter Lazar

En los nueve vuelos con vacunas para Covid-19 que aterrizaron en Ezeiza desde diciembre pasado, el país accedió a 4.050.000 dosis de los más de 51.000.000 que desde el Ministerio de Salud afirmaban a mediados de enero que “estaban asegurados”. Ayer, con la distribución de 399.000 unidades del último vuelo a Moscú, la disponibilidad de dosis vuelve a entrar en zona roja, a la espera de nuevos embarques en las próximas semanas, pero sin fechas definidas.

“El último lote que se liberó el fin de semana está en distribución y son del componente uno de la Sputnik V. Son 399.000 dosis del último vuelo que llegó de Moscú. Todas las demás están distribuidas”, dijo Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación. “Tenemos previsto que lleguen más dosis del segundo componente en las próximas semanas, pero no queremos comprometer fechas porque depende de la oferta”, agregó.

Compra de vacunas. Ya se gastó la mitad del presupuesto y sólo se vacunó al 0,99% de la población

A comienzos de este mes, en una nueva previsión de entregas a través del sistema internacional Covax, que codirige la Organización Mundial de la Salud (OMS), se informó que la Argentina estará recibiendo entre marzo y mayo próximo una primera tanda de 1.944.000 dosis de la vacuna Covishield (AstraZeneca/ Oxford) de los 9.000.000 que reservó el país.

Tampoco hay una fecha estimada de arribo, y lo mismo ocurre con la segunda entrega de 580.000 vacunas que el laboratorio AstraZeneca había informado que liberaría por fuera tanto del contrato firmado por 22.000.000 de dosis como de Covax. Ante la consulta de LA NACION, la compañía también dijo no tener un cronograma de entrega previsto para completar ese compromiso extraordinario, que originalmente era de 1.160.000 vacunas.

“En las próximas semanas podrían llegar más dosis, pero aún sin certeza alguna”, insistió Tarragona.

Hasta ayer a las 18, oficialmente, se había vacunado a 2.394.800 personas con por lo menos una dosis de alguno de los productos recibidos y en 450.090 se había completado el esquema recomendado de dos dosis. Es decir que, a la fecha, en las provincias se aplicó el 64% de las dosis distribuidas por Salud, que, hasta esa misma hora, eran 3.749.465 dosis.

En tanto, la Nación entregó el 92,6% de las 4.050.000 vacunas que llegaron a Ezeiza en nueve vuelos desde el 24 de diciembre pasado. Son 2.470.540 dosis de la Sputnik V –1.660.540 para la primera dosis (Ad26) y 810.000 para la segunda (Ad5)– en seis vuelos, además de 580.000 unidades de la Covishield en un vuelo del 17 de febrero pasado y 1.000.000 de la Sinopharm en dos envíos, también el mes pasado.

Covid: los infectados deberían esperar siete semanas antes de someterse a una cirugía

El último embarque aterrizó el 1º de este mes con 732.500 dosis de la Sputnik V que, de acuerdo con el detalle informado, completaban un cargamento previo de 517.500 dosis el 28 de febrero. El 68% de ese total de 1.250.000 dosis era del componente Ad26 y, el resto, del Ad5. De este último faltan llegar 850.540 para poder completar por lo menos los primeros 1,6 millones de esquemas que se iniciaron o están por aplicarse con las últimas dosis disponibles hasta que lleguen nuevos embarques.

Al consultar sobre qué podría estar demorando la vacunación en las provincias, Tarragona señaló el faltante de dosis como único factor. “No identificamos ningún otro obstáculo”, sostuvo.

En diálogo con LA NACION, la funcionaria señaló, además, que en las plantas de almacenamiento de Andreani de Benavídez, Malvinas Argentinas y Avellaneda se conserva un stock crítico de unas 120.000 dosis de las vacunas recibidas que es mucho menor que el de las vacunas del calendario nacional y otros medicamentos que se distribuyen habitualmente a las provincias.

“De acuerdo con el programa del que se trate, ese stock estratégico equivale a un trimestre de provisión y se reserva por si los productos se echan a perder, un corte de luz altera la cadena de frío, hay una emergencia (como está ocurriendo con los incendios en la Patagonia) o surge alguna diferencia con la población objetivo a cubrir –explicó Tarragona–. En el caso de las vacunas para Covid-19, no hay posibilidad de guardar esa misma proporción: se reserva menos del 10% de cada embarque”.

La distribución a las provincias se hace de acuerdo con la capacidad de almacenamiento que se va liberando, el avance de la vacunación y la programación de las entregas por región.

De ese stock crítico saldrán las dosis que la Casa Rosada informó ayer que Salud enviará a las zonas de Chubut afectadas por los incendios, tras el corte de luz que afectó la conservación de vacunas en Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén, Radal, Cholila y Paraje Las Golondrinas en la Comarca Andina. Las autoridades sanitarias estiman que necesitarán enviar “un refuerzo de vacunas contra Covid-19 por la situación de emergencia”, indicaron.

Tarragona precisó que eso será cuando las autoridades sanitarias de la provincia comuniquen que se restableció el suministro eléctrico. “Aún no sabemos cuál es la pérdida de vacunas en Chubut por los incendios”, indicó.