La Iglesia Católica cubana visita a artista opositor en huelga de hambre

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Habana, 30 abr (EFE).- El cardenal de la Iglesia Católica de Cuba, Juan de la Caridad García, envió este viernes a su canciller al domicilio cercado por la policía del artista y disidente cubano Luis Manuel Otero Alcántara para pedirle, sin éxito, que deponga la huelga de hambre y sed que mantiene desde hace seis días.

"Fui en nombre del cardenal con el deseo de hacerle desistir de la huelga de hambre", explicó a Efe por teléfono monseñor Ramón Suárez Polcari, canciller del Arzobispado de La Habana, que considera prioritario salvar la vida del activista y evitar un "suicidio".

El enviado de la Iglesia Católica pasó alrededor de una hora con Otero Alcántara, de 33 años, que se declaró el pasado sábado en huelga de hambre y sed para exigir al Gobierno disculpas y una indemnización después de que autoridades allanaran su vivienda en La Habana y destruyeran varias de sus obras.

El líder del opositor Movimiento San Isidro (MSI) también pide que dejen de arrestarle -asegura que pasó varias tardes en el calabozo la semana pasada- y que retiren el cerco policial y la cámara de vigilancia situada frente a su puerta.

Monseñor Ramón Suárez Polcari no logró convencer al artista, que está "firme en su decisión" de proseguir con la huelga de hambre y sed, aseguró.

El canciller agregó que, en un intento de dar solución al conflicto, transmitió las inquietudes de Otero Alcántara a las autoridades cubanas, sin obtener una respuesta específica.

Sobre la situación del disidente en su vivienda del popular barrio habanero de San Isidro y su estado de salud, el representante de la Iglesia declaró que está "en condiciones paupérrimas" y se encuentra "agotado".

Efe trató de visitar este mismo viernes el domicilio del artista para comprobar su estado de salud, pero los dos accesos a ese tramo de la calle estaban custodiados por vehículos policiales y agentes de seguridad.

En una conversación telefónica, Otero Alcántara aseguró a Efe que padece dolor de pecho y abdomen, falta de aire y mareos tras seis días sin comer ni beber.

Hoy se produjo cerca de su vivienda una disputa cuando varios activistas trataban de visitarlo y la policía los interceptó, resultando algunos detenidos.

Varias organizaciones han denunciado la situación, entre ellas Amnistía Internacional (AI), que llamó a artistas y activistas a solidarizarse con el MSI.

Las autoridades cubanas, por su parte, consideran que tanto Otero Alcántara como otros opositores son "mercenarios" que trabajan a sueldo de la CIA u otras organizaciones de EE.UU. para realizar actividades subversivas contra el sistema socialista vigente.

(c) Agencia EFE