Disputa familiar en Filipinas: la hija de Duterte se postula como vicepresidenta y podría enfrentar a su padre

·2  min de lectura
Rodrigo Duterte junto a su hija Sara
-

MANILA, Filipinas.- Sara Duterte-Carpio, la hija del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, registró este sábado su candidatura a la vicepresidencia del país para los comicios de 2022, con lo que, si como se especula, su padre también presenta su postulación antes del plazo final del lunes, ambos podrían luchar por la segunda magistratura en los comicios del 9 de mayo.

En Filipinas, el presidente se elige por separado del cargo de vicepresidente. Y aunque el jefe de Estado, Rodrigo Duterte, de 76 años, tiene prohibido por la Constitución aspirar a un segundo mandato de seis años. no le está vedada la candidatura a la vicepresidencia. Duterte padre “presentará su certificado de candidatura a la vicepresidencia el lunes, eso es lo que dijo”, dijo el jefe de comunicaciones presidenciales, Martin Andanar, a la emisora local ABS-CBN.

No menos particular es el candidato que encabezará la fórmula del partido centroderechista Lakas-CMD por el que se postula Sara Duterte-Carpio, Ferdinand “Bongbong” Marcos Jr, hijo del fallecido dictador filipino Ferdinand Marcos (1965-1986), quien se postula como presidente.

Duterte-Carpio, de 43 años, que lidera las encuestas presidenciales, retiró el martes su candidatura para la alcaldía de Davao, que ha ocupado desde 2016, lo que dejó la puerta abierta a que se presentara en las elecciones generales.

Filipinas entró el 1 de octubre en una larga temporada electoral con el comienzo del registro de candidatos para las elecciones de 2022. En este contexto, “Bongbong”, el único hijo varón del dictador, proclamó el pasado 5 de octubre su candidatura a los comicios presidenciales, 35 años después de que su padre fuera depuesto por una revolución popular pacífica.

Sara Duterte, alcaldesa de Davao
Manman Dejeto


Sara Duterte, alcaldesa de Davao (Manman Dejeto/)

Desde que llegó al poder en 2015, Rodrigo Duterte implantó un régimen de mano dura contra la criminalidad. Los críticos dicen que el mandatario ha alentado a la policía a llevar a cabo miles de ejecuciones extrajudiciales de sospechosos en lo que ha llamado su “guerra contra las drogas”.

La Corte Penal Internacional ha pedido una investigación formal sobre los miles de asesinatos que ocurrieron durante la represión mortal.

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.