Un nuevo dispositivo permitirá el control de la diabetes sin inyección


Un dispositivo que contiene células encapsuladas que producen insulina, además de una pequeña fábrica productora de oxígeno que mantiene las células sanas, busca permitir el control de la diabetes sin necesidad de una inyección.

El enfoque prometedor para tratar la diabetes tipo 1 es la implantación de células de las islotes pancreáticas que pueden producir insulina cuando sea necesario, lo que puede liberar a los pacientes de administrarse inyecciones frecuentes de insulina.

Sin embargo, un obstáculo importante para este enfoque es que, una vez que se implantan las células, finalmente se quedan sin oxígeno y dejan de producir insulina, indica el nuevo estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, de Estados Unidos (MIT).

DIABETES CONTROLADA SIN INYECCIÓN Y CON UN DISPOSITIVO IMPLANTABLE

Para superar ese obstáculo, los ingenieros del MIT han diseñado un nuevo dispositivo implantable que no solo transporta cientos de miles de células de islotes productoras de insulina, sino que también tiene su propia fábrica de oxígeno a bordo, que genera oxígeno al dividir el vapor de agua que se encuentra en el cuerpo.

Los investigadores demostraron que cuando se implantaba en ratones diabéticos, este dispositivo podía mantener estables los niveles de glucosa en sangre de los ratones durante al menos un mes.

Los investigadores ahora esperan crear una versión más grande del dispositivo, del tamaño de una barra de goma de mascar, que eventualmente podría probarse en personas con diabetes tipo 1.

“Puedes pensar en esto como un dispositivo médico vivo que está hecho de células humanas que secretan insulina, junto con un sistema electrónico de soporte vital. Estamos entusiasmados con el progreso hasta ahora, y realmente somos optimistas de que esta tecnología podría terminar ayudando a los pacientes”, dice Daniel Anderson, autor principal del estudio.

Si bien el enfoque principal de los investigadores está en el tratamiento de la diabetes, dicen que este tipo de dispositivo también podría adaptarse para tratar otras enfermedades que requieren la administración repetida de proteínas terapéuticas.

CÉLULAS TRASPLANTADAS DE CADÁVERES

La mayoría de los pacientes con diabetes tipo 1 tienen que controlar cuidadosamente sus niveles de glucosa en sangre e inyectarse insulina al menos una vez al día. Sin embargo, este proceso no replica la capacidad natural del cuerpo para controlar los niveles de glucosa en sangre.

“La gran mayoría de los diabéticos que son insulino dependientes se están inyectando insulina y haciendo todo lo posible, pero no tienen niveles saludables de azúcar en la sangre”, dice Anderson. “Si nos atan en sus niveles de azúcar en la sangre, incluso para las personas que están muy dedicadas a tener cuidado, simplemente no pueden igualar lo que puede hacer un páncreas vivo”.

Una mejor alternativa sería trasplantar células que producen insulina cada vez que detecten aumentos en los niveles de glucosa en sangre del paciente. Algunos pacientes con diabetes han recibido células de islotes trasplantadas de cadáveres humanos, lo que puede lograr el control a largo plazo de la diabetes; sin embargo, estos pacientes tienen que tomar medicamentos inmunosupresores para evitar que su cuerpo rechace las células implantadas.

EL DISPOSITIVO CONTROLA EL OXÍGENO Y LA DIABETES Y DEJA DE LADO LA INYECCIÓN DE INSULINA

Más recientemente, los investigadores han demostrado un éxito similar con las células de los islotes derivadas de células madre, pero los pacientes que reciben esas células también necesitan tomar medicamentos inmunosupresores.

Con el nuevo dispositivo, los investigadores descubrieron que los ratones implantados con el dispositivo generador de oxígeno eran capaces de mantener niveles normales de glucosa en sangre, comparables a los de los animales sanos. Sin embargo, los ratones que recibieron el dispositivo no oxigenado se volvieron hiperglucémicos (con azúcar en la sangre elevada) en unas dos semanas. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Un medicamento contra la diabetes reduce el riesgo de covid largo

EUA aprueba el primer medicamento que retrasa el inicio de la diabetes tipo 1

¿Realmente funciona el etiquetado frontal para combatir la obesidad y diabetes?

Bacteria modificada genéticamente descompone el plástico en agua salada

El mayor centro de tortura de Argentina se convierte en Patrimonio Mundial