Dispersan baile sonidero y varias reuniones ante Covid-19 en Ecatepec

·2  min de lectura

ECATEPEC, Méx., octubre 26 (EL UNIVERSAL).-Las autoridades locales dispersaron el fin de semana cinco reuniones, entre ellas un baile sonidero en la comunidad de Santo Tomás Chiconautla en el que estaban más de 200 personas que no acataban las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19, entre ellos el uso de cubrebocas.

Además, una taquería con venta de bebidas alcohólicas del fraccionamiento Las Américas fue suspendida dos veces este fin de semana, cuyos encargados violaron los sellos colocados por autoridades municipales el viernes por la noche y reabrieron el sábado, aunque el establecimiento fue cerrado nuevamente como parte de las medidas implementadas por el gobierno municipal para tratar de cortar la cadena de contagios de coronavirus.

El ayuntamiento informó que durante el operativo del sábado en este negocio arribó Nancy Angélica Sanabria Ayala, exregidora de Ecatepec, quien intentó evitar que el personal colocara de nuevo los sellos de suspensión.

Esa misma noche del viernes fue suspendido el establecimiento Hooters, ubicado en el interior de la plaza comercial Las Américas, donde clientes consumían bebidas alcohólicas, así como una chelería localizada en avenida Miguel Hidalgo, también en Las Américas.

También, fueron colocados sellos de suspensión en el Salón y Restaurante Elizabeth Salserísimo, localizado en calle Francisco Villa, en Santo Tomás Chiconautla, donde se efectuaba un evento sonidero con más de 200 asistentes, muchos de ellos que no acataban las medidas sanitarias.

En los operativos participan trabajadores de las áreas de Seguridad Pública y Tránsito, Jurídico, Desarrollo Económico, Desarrollo Urbano, Contraloría, Mercados, Tianguis y Vía Pública, y Protección Civil y Bomberos, quienes la noche del sábado dispersaron una fiesta familiar en Ciudad Azteca Segunda Sección, donde alrededor de 20 personas se encontraban al interior de un inmueble.

Posteriormente, en la colonia San Cristóbal, una tienda de abarrotes fue suspendida debido a que permitía el consumo de bebidas alcohólicas en su interior, por lo que fueron colocados sellos para evitar que continuara esta actividad.

Otra fiesta familiar fue dispersada en la comunidad Olímpica 68, donde vecinos de distintas calles se reunieron en un inmueble, por lo que las autoridades municipales los invitaron a dispersarse, en ese sitio estaban aproximadamente 20 personas.

Lo mismo ocurrió en el Fraccionamiento Las Américas, donde una familia amenizaba un cumpleaños con un conjunto musical norteño; elementos de Protección Civil invitaron a cerca de 30 personas a desalojar el lugar.

En la colonia del Carmen cerca de 50 personas que festejaban un bautizo en la vía pública fueron dispersadas; trabajadores del ayuntamiento las invitaron a retirarse.