Se disparan las acciones de Laboratorios Richmond, luego del anuncio de la fabricación a gran escala de la Sputnik V en la Argentina

·3  min de lectura
Sputnik V: el laboratorio Richmond mandó las primeras dosis de prueba a Rusia y estima comenzar la producción en la Argentina en junio
Ministerio de Salud

Luego de conocerse que el laboratorio Richmond elaboró los primeros lotes de prueba de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, las acciones de la empresa, que cotiza en la bolsa porteña, se dispararon más de 30%.

La cotización del laboratorio que preside Marcelo Figueiras había cerrado en un valor de $194 ayer y hoy, luego del comunicado que la compañía envío a la Comisión Nacional de Valores (CNV), la acción subió a $258,5.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el martes 20 de abril

El valor de las acciones de la compañía ya había comenzado a subir en febrero pasado, cuando el laboratorio anunció que había firmado un memorándum de entendimiento con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que representa al instituto Gamaleya, para fomentar la cooperación entre las partes y así poder fabricar la vacuna en la Argentina.

A comienzo de febrero, valía $118 cada acción. Para fin de mes, el valor había trepado a $183,5. Durante marzo, la cotización se mantuvo volátil, hasta que finalmente cayó a $164 para fin de mes.

En abril, la valuación de la empresa aumentó en torno a $10 cada semana, hasta que hoy finalmente subió en solo cinco horas más de $50, marcando un máximo histórico desde que cotiza en la Bolsa porteña.

Según dijo la empresa, la producción a gran escala de la Sputnik V en el país comenzaría en junio y podrá ser exportada a otros países de América Central y América Latina. La Argentina fue el primer país de América Latina en registrar oficialmente la vacuna en su territorio. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia y la vacunación comenzó el 29 de diciembre de 2020.

La semana pasada, la empresa de capitales argentinos anunció que crearía un fideicomiso financiero llamado “Proyecto Vida” (Vacuna de Inmunización para el Desarrollo Argentino) para construir una planta en Pilar, donde se produciría en un año la vacuna Sputnik V. Dijeron que buscaban recaudar US$70 millones.

Por eso sorprendió el anuncio de hoy de la empresa, de que comenzaría a producir mucho antes de lo estipulado.

“Lo que nosotros vamos a hacer es la última parte de la etapa productiva: desde Moscú, nos van a mandar el principio activo y acá haremos la fermentación, y terminaremos la formulación, filtramos y llenamos [los viales]. Ese es un proceso que vamos a ir escalando en la planta pequeña que tenemos hoy, hasta que terminemos de construir la que anunciamos, que demorará alrededor de un año: empezaremos con un millón de dosis mensuales e iremos aumentando hasta llegar a los cinco millones de dosis por mes, que es un número importante”, explicó Figueiras, en una entrevista con LA NACION.

“Laboratorios Richmond celebra este reconocimiento que retribuirá con trabajo, compromiso y profesionalismo, para asegurar la disponibilidad de la vacuna en el plazo más corto posible para el país y para la región”, dijo la compañía, en un comunicado.

“Para Laboratorios Richmond representa un hito y un desafío industrial, científico y sanitario de proporciones. Pero fiel a sus valores empresarios honrará con responsabilidad la concreción de esta iniciativa que para muchos parecía imposible, acercándonos a un país donde la salud no sea un privilegio de pocos, sino un derecho de todos”, agregó.