Disneyland reabre sus puertas en California, que se aleja cada vez más del Covid

·3  min de lectura
Los visitantes volvieron después de más de un año de cierre forzado
Reuters

ANAHEIM, EE.UU.- Disneyland abrió sus puertas este viernes a visitantes que vitoreaban con orejas de Minnie Mouse y se sacaban selfies, en un dramático cambio en un estado tan abrumado por casos de coronavirus hace apenas cuatro meses que los pacientes debían ser atendidos en carpas. El parque temático de California reabrió después de un cierre sin precedentes de 13 meses, y por ahora, trabaja con capacidad limitada y solo admite residentes del estado.

La reapertura destaca un gran cambio para el estado más poblado del país desde hace unos meses, cuando los casos aumentaban, los hospitales se quedaban sin camas de terapia intensiva y morían cientos de personas al día.

Alivio: un estudio británico subraya la baja incidencia de infecciones y muertes entre los vacunados

Ahora, California cuenta con la tasa más baja de infecciones confirmadas por coronavirus del país y más de la mitad de la población elegible para la vacunación recibió al menos una dosis. La reapertura se da asimismo cuando Estados Unidos alcanzó el hito de 100 millones de personas inmunizadas.

Los chicos retomaron las clases presenciales, los comercios y restaurantes están expandiendo su atención, y el gobernador Gavin Newsom fijó el 15 de junio como fecha límite para reabrir aún más la economía, aunque con algunas restricciones relacionadas con la salud.

Después de pasar el año principalmente enseñando a su clase de tercer grado desde una carpa en el patio de su casa, Libby Birmingham estaba encantada de estar allí. La docente de 38 años, que asistía al parque con regularidad antes de la pandemia con un pase anual, se tomó el día libre para hacer el viaje desde Pasadena con amigos. “Disneyland es como mi lugar más feliz, para ser totalmente honesta”, dijo. “Es uno de esos lugares que siempre puedo disfrutar, y me permite ser una nena, no siempre estar a cargo de los chicos”.

“Tiene una naturaleza tan simbólica como para cuantificar realmente que finalmente estamos saliendo del Covid”, dijo por su parte Caroline Beteta, presidenta y directora ejecutiva de la promotora de turismo estatal Visit California.

Con barbijo, pero también con enorme expectativa, los californianos vuelven a su parque más famoso
Reuters


Con barbijo, pero también con enorme expectativa, los californianos vuelven a su parque más famoso (Reuters /)

Los parques temáticos estuvieron entre los últimos negocios de California a los que se les permitió reabrir, en contraste con los estados con menos restricciones como Florida, donde el Magic Kingdom de Disney World se mantuvo en funcionamiento, aunque con una capacidad inferior a la habitual, desde julio. Otro parque de atracciones importante, el Cedar Point de Ohio, abrió sus puertas el verano pasado y lo volverá a hacer para la próxima temporada, solo que esta vez no requerirá barbijos.

En Disneyland, los visitantes deben usar barbijos y pueden sacárselos para comer solo en las áreas designadas. Los abrazos y apretones de manos con los personajes están prohibidos, y los desfiles y espectáculos de fuegos artificiales se dejaron de lado para evitar aglomeraciones.

El presidente de Disneylandia, Ken Potrock, calificó la reapertura del parque como “algo muy, muy grande”, ya que el largo cierre se aprovechó para hacer algunas “maravillosas mejoras” en las atracciones, como las de El Deseo Encantado de Blancanieves, el Carrusel del Rey Arturo y la Mansión Encantada.

100 días de Joe Biden: América del Sur, por ahora relegada en su agenda

Sin embargo, algunas atracciones permanecen cerradas, como el viaje submarino de Buscando a Nemo y el monorraíl del complejo.

Este viernes, el paseo actualizado de Blancanieves atrajo a una multitud de visitantes que estaban metódicamente espaciados en una línea sinuosa al aire libre para evitar la congestión en el interior.

Otras áreas del parque tenían menos gente. En una sección dedicada a Star Wars, había un amplio espacio para que los chicos corrieran libremente, y los visitantes saludaban desde la distancia a Rey, quien mostró una sonrisa y saludó desde una plataforma con vista al parque.

Si bien California continúa “desalentando firmemente” a cualquiera de visitar el estado como turistas, la industria de viajes confía en reactivas la demanda reprimida de sus propios casi 40 millones de residentes. Una campaña publicitaria anima a viajar dentro del estado.

Agencias AP, AFP y ANSA