Disminuyen mesas de póquer en casinos de Las Vegas

Por REGINA GARCIA CANO

LAS VEGAS (AP) — Cuando el casino Monte Carlo cierre su sala de póquer de ocho mesas dentro de un mes como parte de una reforma de 450 millones de dólares, el Las Vegas Strip habrá reducido el número de mesas en un 25% con respecto a 10 años atrás.

Los casinos ajustan constantemente sus salas de acuerdo con la demanda. Y a diferencia de los años del boom que comenzaron cuando el ignoto Chris Moneymaker ganó la Serie Mundial de Póquer en 2003, el juego de naipes ha perdido atractivo en la última década.

Algunos casinos han reducido sus salas de póquer. Otros directamente las han eliminado.

"Los casinos agregaron más mesas en respuesta a la popularidad, y apenas se volvió menos popular, retiraron las mesas", dijo David Schwartz, director del Centro de Investigaciones sobre el Juego de la Universidad de Nevada, Las Vegas. El póquer alcanzó su apogeo en 2007.

En 2002, antes de que los fanáticos empezaran a invadir el Strip, los casinos tenían 144 mesas y ganaban 30 millones de dólares con el póquer. Cinco años después, los ingresos aumentaron a 97 millones con 405 mesas. El año pasado ganaron 78 y millones al reducir las mesas a 320.

Los mismos fanáticos saben que el póquer nunca ha dado grandes ganancias a los casinos. Eso se debe a que en lugar de apostar contra la casa como en la ruleta o el blackjack, los jugadores de póquer apuestan unos contra otros y el casino cobra una tarifa como anfitrión.

Los casinos estaban dispuestos a aceptarlo con tal de conservar a los jugadores mientras aumentara la popularidad del póquer alimentado por el juego online y el momento de inflexión de 2003 cuando Moneymaker, un aficionado, ganó 2,5 millones de dólares frente a las cámaras de televisión.

El cambio drástico se produjo en 2011, cuando el gobierno federal reprimió el póquer online y cerró los sitios principales, un momento que los aficionados llaman el "viernes negro".