EEUU: Casos nuevos de COVID-19 disminuyen debajo de 100.000

SUDHIN THANAWALA y KATE BRUMBACK
·2  min de lectura
Jutta Graham, izquierda, y Tom Wagoner practican rumba el domingo 14 de febrero de 2021 con mascarillas para protegerse del coronavirus, en The DelRay Ballroom en Lincoln, Nebraska. (Kenneth Ferriera/Lincoln Journal Star vía AP)

ATLANTA (AP) — El promedio de casos diarios de coronavirus en Estados Unidos cayó por debajo de 100.000 en los últimos días y por primera vez en meses, pero los expertos advirtieron el domingo que la tasa de infecciones sigue elevada y las medidas preventivas para frenar la pandemia deben continuar.

El promedio de nuevas infecciones en los últimos siete días permaneció muy por encima de 200.000 durante gran parte de diciembre y alcanzó aproximadamente 250.000 en enero, según datos de la Universidad Johns Hopkins, conforme la pandemia resurgió después de haber sido domada en algunas partes durante el verano boreal.

Dicho promedio cayó por debajo de 100.000 el viernes por primera vez desde el 4 de noviembre. El sábado permaneció debajo de dicha cifra.

“Aún estamos en unos 100.000 casos diarios. Seguimos en aproximadamente 1.500 y 3.500 decesos al día. El número de infecciones sigue siendo más de dos veces y media superior a lo que registramos en el verano”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) al programa “Meet the Press” de la cadena NBC. “Es alentador ver que estas tendencias están bajando, pero son descensos de números extraordinariamente altos”.

El sábado, el promedio de fallecimientos de los últimos siete días rondaba los 2.500. La cifra registró su punto más alto, por encima de 3.300, al comenzar el invierno, según Johns Hopkins.

Estados Unidos alcanzó un repunte de más de 5.400 fallecimientos reportados el viernes, casi la mitad de ellos en Ohio, donde las autoridades informaron en la semana que planeaban sumar decesos al total estatal en los próximos días, luego de descubrir cerca de 4.000 fatalidades por COVID-19 no reportadas.

Walensky añadió que las nuevas variantes, incluyendo la descubierta en primera instancia en Gran Bretaña que aparentemente es más contagiosa y ya ha sido encontrada en más de 30 estados, posiblemente cause más infecciones y fallecimientos.

“Todo esto se resume realmente a que no podemos bajar la guardia”, declaró. “Debemos seguir usando mascarillas. Debemos continuar con las medidas de mitigación actuales. Y debemos seguir vacunándonos tan pronto como esa vacuna esté a nuestra disposición”.

Estados Unidos ha registrado más de 27,5 millones de infecciones y más de 484.000 fallecimientos, según datos de Johns Hopkins.

Ante la ansiedad de padres y líderes políticos para que los alumnos de todo el país vuelvan a las escuelas a sus clases presenciales, es importante que las personas sigan tomando sus precauciones, dijo Walensky.

“Todos debemos asumir la responsabilidad de disminuir el contagio comunitario, incluyendo el uso de mascarillas, para que podamos recuperar a nuestros hijos y a nuestra sociedad”, finalizó.