Disidente cubano dice desde España que la lucha continuará sin él

·3  min de lectura
Disidente cubano Yunior Garcia aparece ante los medios, en Madrid

Por Marco Trujillo Nathan Allen

MADRID, 18 nov (Reuters) -El disidente Yunior García, quien llegó sorpresivamente a Madrid, dijo el jueves que el movimiento de protesta que encabezó en Cuba continuaría sin él a pesar de que salió de la isla para autoexiliarse en España.

García dijo que viajó a España después de que las autoridades cortaron sus líneas telefónicas y las de sus familiares cercanos, y los amenazaron con represalias si se sumaban a las protestas.

El disidente, de 39 años, cuyo plan de protesta masiva el lunes fue declarado ilegal y bloqueado por las autoridades, llegó el miércoles a Madrid tras obtener una visa del gobierno español.

García, un dramaturgo que en ocasiones pareció contener las lágrimas en una conferencia de prensa, dijo que su salida de Cuba "sería una gran película", al señalar que esperaba que la policía lo detuviera o lo amenazara en cualquier momento.

Y añadió que el gobierno cubano lo dejó irse como una forma de silenciarlo, al agregar que viajó a España para dar voz a los que están siendo reprimidos.

Cuando se le preguntó si temía que el movimiento que dirigía, Archipiélago, pudiera perder fuerza sin su presencia dijo: "No se trata de una persona, no se trata de un individuo. Tenemos que romper con este círculo vicioso en Cuba de creer que algún mesías tiene todas las respuestas".

En La Habana, una fuente del gobierno cubano dijo a Reuters poco después que "no es necesario hacer comentarios de una persona que sólo se ha desprestigiado", en alusión a García.

En redes sociales y medios estatales, previo a las anunciadas protestas del lunes, el gobierno cubano había alegado que García estaba trabajando encubiertamente con Estados Unidos para derrocar al Estado. El dramaturgo y Washington han negado esas acusaciones.

Medios estatales de Cuba criticaron el jueves a García y reiteraron que había viajado "por sus propios medios" y que su partida había dejado a Archipiélago en el limbo. Dijeron que tenía los trámites de viaje desde hacía tiempo.

En una entrevista el miércoles por la noche, García añadió que su decisión de irse había causado algunos conflictos entre los disidentes que todavía estaban en el isla y añadió que muchos todavía se enfrentan a la presión del Gobierno.

"Sufro crisis de conciencia, me juzgo a mí mismo y trato de averiguar si estoy haciendo lo correcto", señaló a Reuters.

El dramaturgo dijo que el Gobierno estaba actuando como "un abusador marido hacia su pueblo, (...) una dictadura y una tiranía brutal".

También criticó a Washington al sostener que el embargo comercial impuesto a la isla está ayudando al gobierno actual. Y añadió que espera tener la oportunidad de dirigirse al Congreso de Estados Unidos para hablar sobre la situación de Cuba.

García se convirtió en una figura central en el movimiento disidente de Cuba tras las protestas del 11 de julio que atrajeron a miles de cubanos a las calles para manifestarse contra la escasez de bienes básicos, frenar la libertades y el manejo de la pandemia de coronavirus. Fueron las mayores protestas antigubernamentales desde la revolución cubana en 1959.

(Reporte de Nathan Allen e Inti Landauro. Reporte adicional de Nelson Acosta en La Habana.REUTERS NAB JIC JL/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.