Disfruta películas deportivas de Disney durante la cuarentena

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 19 (EL UNIVERSAL).- Quedarse en casa es la principal recomendación de las autoridades para evitar contagios y propagación del Coronavirus o también llamado Covid-19. Pero para que estar en el hogar no pueda resultar aburrido, las películas deportivas de Disney son una buena opción para niños y adultos.

"Cars" 1,2,3 y "Cars Toons Rayo"

McQueen, junto a sus amigos de Radiador Springs pasan por distintas aventuras en busca de que el auto rojo protagonista se consagre como una leyenda del automovilismo en la Copa Pistón.

"Invencible"

Una cinta del 2006 en la que un aficionado del futbol americano encuentra una oportunidad única para ser miembro de su equipo favorito de la NFL.

"Duelo de Titanes"

Una película del año 2000. En la cinta se encuentra la historia de Herman Boone, un entrenador que después de una serie de decisiones es nombrado el encargado de un equipo de la secundaria.

"El Novato"

En el año 2002 surgió la historia de un entrenador de secundaria que tiene una de las oportunidades más grandes de su vida. Ganar el campeonato regional lo llevaría a Las Mayores.

"El Milagro"

Una película relacionada al hockey. La historia del entrenador Herb Brooks se estrenó en el 2004 y ganó el premio ESPY a la mejor cinta deportiva.

"Entrenando a Papá"

La noticia de ser papá y las responsabilidades que conlleva serlo son la trama de la cinta en la que la estrella de americano Joe Kingman debe encontrar equilibrio entre su carrera profesional y su vida personal.

"Secretariat"

Una historia sobre equitación que dio vida en 2010. La película data de la década de los años 70 sobre la cría de un talentoso caballo que logra hacer historia al conseguir la Triple Corona. "Camino a la gloria

El basquetbol junto a la historia de dos jóvenes a los que su futuro les guarda dos destinos diferentes.

"El juego que hizo historia"

La cinta fue estrenada en el 2005. Dirigida por Bill Paxton, la historia de un golfista amateur que deja asombrado a todos después de ganar el US Open en 1913.