La discusión del presupuesto en Uruguay provoca una huelga de docentes

Agencia EFE
·2  min de lectura

Montevideo, 10 nov (EFE).- El debate por el presupuesto nacional, en el que está en plena discusión los gastos que irán hacia la educación, despertó las quejas de los sindicatos docentes, que realizan desde este martes una huelga de 48 horas ante presuntos recortes que son desmentidos por el Gobierno.

"En el nuevo presupuesto educativo hay recortes a la educación publica con una tendencia clara del Gobierno actual a la privatización y mercantilización de ella", dijo a Efe el presidente de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes), Marcel Slamovitz.

Según detalló, actualmente hay 15 ocupaciones de centros educativos a lo largo de todo el país y también se prevén movilizaciones en Montevideo durante esta huelga de 48 horas.

"Se recortan 50.000 horas en secundaria, lo que significa que los grupos van a pasar a tener mas de 25 o 40 estudiantes, rebajando la calidad educativa", consideró.

A ello agregó que, con esta reducción, habrá más de 2.000 docentes sin trabajo, lo que ha llevado "a una situación de conflicto muy grave".

Asimismo, sostuvo que este lunes fueron informados del recorte de horas y se les negó la posibilidad de negociar, que es lo que intentan conseguir con esta medida de huelga.

"No vamos a ser cómplices de los recortes a la educación pública que tanto queremos", enfatizó y apuntó que, si las autoridades aceptan negociar, van a terminar con la huelga antes de tiempo.

Al respecto, el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública de Uruguay (Codicen), Robert Silva, dijo el lunes en conferencia que los 200 grupos menos que se estiman para 2021 es porque se redujo la población de estudiantes.

"El país tiene un descenso demográfico, todos los grupos se han conformado en base a la proyección de matrícula, teniendo en cuenta los niveles de prmoción, la realidad de cada centro educativo", señaló.

Además, sostuvo que también se pretende adecuar el sistema de trabajo para que los docentes puedan cambiar a un formato híbrido entre clase presencial y virtual en caso de repetirse el escenario de este año a causa de la covid-19.

"Quiero dar tranquilidad. Nosotros tenemos entre 25 y 30, quiero sacar todos los cucos que están generando, es falso que van a haber más alumnos por grupo, los grupos que hay menos es porque hay menos estudiantes y porque se está proyectando la matrícula", subrayó.

Por su parte, el ministro de Educación Pública, Pablo Da Silveira, lamentó este lunes la medida de los sindicatos educativos de dejar a los jóvenes sin clases en un año tan particular por la pandemia.

"Este presupuesto no implica un descenso de recursos para la enseñanza. Quiere decir que el gobierno está en una situación que no es favorable porque se vive la pandemia y porque además se hereda un déficit fiscal muy grande que impide que el Gobierno se endeude", concluyó.

(c) Agencia EFE