Discusión de la ley orgánica de la FGR en duda por pandemia: Monreal

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- La discusión de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR) podría aplazarse derivado de la contingencia por Coronavirus, adelantó el coordinador de Morena en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política de esta instancia, Ricardo Monreal Ávila.

El legislador recordó que el Pleno del Senado de la República acordó abordar la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República en un periodo extraordinario, programado para el 15 de enero; sin embargo, ante el incremento de los casos por Covid-2019 en la Ciudad de México, se tendrá que discutir con los coordinadores de los grupos parlamentarios.

"Pero la pandemia no sé si nos va a dejar, porque estamos en un proceso de mayor crecimiento y contagio, al menos aquí en la Ciudad de México", dijo.

"No puedo adelantar vísperas. Tengo que hablar con los coordinadores de los Grupos Parlamentarios para mantener las medidas sanitarias, las medidas de prevención para evitar cualquier contagio".

El funcionario también se refirió al proceso de vacunación que se está siguiendo en el país y lamentó la polémica en torno al mismo.

"Que se lleve a cabo una disputa, una lucha con puntos de vista encontrados que 'no ayuda y es desafortunada'".

En entrevista, el senador recordó que si los estados o los particulares quieren adquirir o comprar vacunas en el extranjero lo pueden hacer, siempre y cuando cumplan con los requisitos que establece la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

"Y, sobre todo, que se garantice que no haya fraude en la aplicación del fármaco, y evitar que se inyecte agua destilada, como ocurrió en administraciones estatales pasadas".

Monreal Ávila consideró que el ambiente de cordialidad y respeto que se ha construido en el Senado de la República se puede alterar por el proceso electoral porque las elecciones polarizan y confrontan.

"En el Senado no será la excepción, porque cada legislador asume una posición política, electoral y partidista. Esto altera el buen ánimo que se pudo construir en los dos primeros años", señaló.

"Creo que es natural. Me temo que la contienda será muy polarizada, muy cerrada y se acumularán las quejas en la Fiscalía de Delitos Electorales, el INE y los órganos electorales. Creo que no será un día de campo para nadie esta elección, no será como en el 18 que fue relativamente muy clara".