En discurso de Año Nuevo, presidenta de Taiwán advierte a China contra el "aventurerismo militar"

·2  min de lectura
La presidenta de Taiwán,Tsai Ing-wen, habla durante una ceremonia militar en el Ministerio de Defensa de Taipéi, Taiwán.

Por Sarah Wu

TAIPEI, 1 ene (Reuters) - La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, mandó un mensaje de Año Nuevo para China el sábado: el conflicto militar no es la respuesta, pero Pekín respondió con una severa advertencia de que si Taiwán cruza cualquier línea roja provocará una "profunda catástrofe".

Pekín asegura que Taiwán -de gobierno democrático- es un territorio de su propiedad y ha aumentado la presión militar y diplomática en los últimos dos años para hacer valer sus reclamaciones de soberanía.

"Debemos recordar a las autoridades de Pekín que no juzguen mal la situación y que eviten la expansión interna del 'aventurerismo militar'", dijo Tsai el sábado en su discurso de Año Nuevo, transmitido en directo por Facebook.

Taiwán dice ser un país independiente y ha prometido en repetidas ocasiones defender su libertad y su democracia.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo el viernes en su discurso de Año Nuevo que la unificación completa de "la patria" era una aspiración compartida por los pueblos de ambos lados del estrecho de Taiwán.

El sábado, tras el discurso de Tsai, Zhu Fenglian, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán en Pekín, dijo: "Estamos dispuestos a luchar por la perspectiva de una reunificación pacífica".

"No obstante, si las fuerzas separatistas de la 'independencia de Taiwán' siguen provocando y coaccionando o, incluso, cruzando cualquier línea roja, tendremos que tomar medidas decisivas", señaló. La búsqueda de la independencia sólo arrojará a Taiwán a un "profundo abismo" y provocará una "profunda catástrofe", añadió Zhu.

En los últimos meses, Pekín ha enviado repetidas misiones aéreas sobre el estrecho de Taiwán. Taipéi ha dicho que no cederá a las amenazas.

"Definitivamente, el ejército no es una opción para resolver los desacuerdos a través del estrecho. Los conflictos militares afectarían a la estabilidad económica", dijo Tsai.

Para aliviar la tensión en la región, tanto Taipéi como Pekín deben "trabajar duro para cuidar el sustento de la gente y calmar los corazones de los ciudadanos" para encontrar juntos soluciones pacíficas a los problemas, afirmó.

Tsai también dijo que Taiwán seguirá vigilando la situación en Hong Kong, y añadió que las injerencias en la recientes elecciones legislativas y el arresto esta semana de altos cargos del medio de comunicación prodemocrático Stand News "han hecho que la gente se preocupe aún más por los derechos humanos y la libertad de expresión en Hong Kong".

"Nos aferraremos a nuestra soberanía, defenderemos los valores de la libertad y la democracia, defenderemos la soberanía territorial y la seguridad nacional, y mantendremos la paz y la estabilidad en la región del Indo-Pacífico", señaló.

(Reporte adicional de Ben Blanchard y Ryan Woo en Pekín; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.