Discriminan a mujer por su orientación sexual y le quitan a sus hijos

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Una mujer, madre de dos menores, fue cuestionada por sus preferencias sexuales y señalada como mal ejemplo para sus hijos, por lo tanto, su hija recién nacida fue enviada al Centro De Atención Integral Al Menor En Desamparo (Caimede), en Yucatán.

Julissa Chuc Haas tiene un hijo de seis años de edad y una recién nacida de 15 días en el Hospital General Agustín O’Horán; una trabajadora social del lugar la entrevistó y la discriminó por su orientación sexual.

De acuerdo con una entrevista para Proyectos Libres, Julissa inició con los trámites para recuperar a su bebé. Reunió la documentación que le solicitaron y acudió a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Yucatán (PRODENNAY).

Le pidieron llevar su otro hijo de seis años para que lo entrevistaran para descartar que era víctima de violencia y supuestamente le entregarían un documento con el que podía ir por su hija recién nacida al Caimede.

Lejos de entregarle a su bebé resguardaron a su hijo mayor, quien no está registrado, es decir, no tiene acta de nacimiento.

Julissa es una mujer que hace trabajos de albañilería, chapea y limpia casas para poder mantener al menor. Por un tema de recursos no pudo hacer el trámite ante el Registro Civil.

“Me dijeron que venga a la PRODENNAY, que trajera a mi hijo de seis años y según lo evaluaran, que si está bien comido, vestido y no tenía golpes me darían la firma que necesitaba para sacar a mi hija del hospital, pues no me lo dan y retienen a mi hijo. Él venía con la ilusión de sacar a su hermanita e irnos a casa”, relató Julissa.

La abogada y defensora de derechos humanos, Daryana Quintal, declaró que el caso de Julissa no solo es discriminación por su orientación sexual, también es la criminalización de la pobreza y violación a todos los derechos de la infancia.

“Un abogado de PRODENNAY le dijo que no pueden entregarle a sus niños porque tienen que esperar que haya fecha en el Registro Civil. Hay muchas mamás que como Yulissa no registran a sus hijos por una cuestión económica, en este caso podían apercibirla a que haga el trámite porque también es una negligencia de las autoridades”, explicó Daryana para Proyectos Libres.