Un dirigente del gobierno sudanés admite que el golpe fracasó en generar cambio

·1  min de lectura

El subjefe del consejo gobernante de Sudán, Mohamed Hamdan Daglo, criticó el lunes el golpe militar del año pasado y admitió que no generó cambios y más bien agravó la crisis económica del país africano.

"Lamentablemente no hemos logrado traer cambio", declaró Daglo en una entrevista con la BBC, aunque se negó a profundizar.

"Todo fracasó y ahora estamos peor", reconoció Daglo, comandante del poderoso grupo paramilitar Fuerzas Rápidas de Apoyo.

Sudán enfrenta una creciente inestabilidad desde el golpe militar en octubre pasado encabezado por el jefe del ejército, Abdel Fatah al Burhan, que puso fin a una transición al mando civil iniciado tras el derrocamiento en 2019 del longevo presidente Omar al-Bashir.

El golpe generó condenas internacionales y gobiernos extranjeros cortaron la ayuda, lo cual agravó la crisis económica.

Sudán, uno de los países más pobres del mundo, enfrenta protestas casi todas las semanas, una grave situación económica y un deterioro en la seguridad, con mortales enfrentamientos étnicos en sus regiones más alejadas.

Burhan ha insistido en que la acción militar "no fue un golpe", sino una forma de "rectificar" el curso de la transición tras la caída de Bashir.

En julio, Burhan prometió renunciar para dar lugar a que grupos civiles formen un nuevo gobierno.

Pero dirigentes civiles desestimaron la movida como una "treta" y manifestantes prodemocracia han dicho que no habrá negociaciones con los militares.

En la entrevista con la BBC, Daglo aseguró que no tiene ambiciones políticas y que solo intervendría "si Sudán avanza a un colapso".

mz/lg/mas/ag

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.