Las directrices de la Casa Blanca para la IA pretenden mitigar los daños

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla con periodistas mientras parte hacia Puerto Rico desde la Casa Blanca en Washington

Por Paresh Dave y Nandita Bose

4 oct (Reuters) - La Casa Blanca propuso el martes una Carta de Derechos sobre Inteligencia Artificial (IA) no vinculante que, según dijo, ayudaría a padres, pacientes y trabajadores a evitar los perjuicios del creciente uso de la automatización en la educación, la salud y el empleo.

La propuesta del gobierno de Biden se suma a otros cientos de directrices y marcos políticos publicados por empresas tecnológicas, asociaciones industriales y otros organismos gubernamentales en los últimos años.

Al igual que las demás, la versión de la Casa Blanca sugiere numerosas prácticas que los desarrolladores y usuarios de software de IA deberían seguir voluntariamente para evitar que la tecnología perjudique injustamente a las personas.

En algunos casos, los algoritmos para administrar la asistencia sanitaria no han priorizado las necesidades de los pacientes negros, y el reconocimiento facial se ha desplegado para la vigilancia en las escuelas a pesar de su potencial para obtener un rendimiento inferior en los tonos de piel más oscuros.

"Estas tecnologías están causando daños reales en la vida de los estadounidenses, daños que van en contra de nuestros valores democráticos fundamentales, incluyendo el derecho fundamental a la privacidad, a la no discriminación y a nuestra dignidad básica", dijo un funcionario de alto rango del gobierno a periodistas.

Algunas empresas han introducido salvaguardias éticas en la práctica. Pero los funcionarios del gobierno dijeron que les preocupaba la aparición de nuevos problemas con la IA.

La medida del gobierno del presidente Joe Biden llega en un momento en que la Unión Europea está avanzando hacia la regulación de los sistemas de alto riesgo, mientras que Estados Unidos no se ha acercado a una ley integral para regular la IA.

El anuncio del martes no incluye propuestas de nuevas leyes. En su lugar, los funcionarios dijeron que los reguladores individuales, incluida la Comisión Federal de Comercio, seguirían aplicando las normas existentes a los sistemas de vanguardia.

La propuesta de la Casa Blanca dice que todos los estadounidenses deberían estar protegidos de sistemas inseguros o ineficaces, de la discriminación por parte de los algoritmos y de la recopilación abusiva de datos. También deben tener derecho a recibir avisos y explicaciones sobre los programas de IA que encuentren.

La Carta de Derechos también pide a las empresas, los organismos gubernamentales y otras entidades que adopten la IA que realicen pruebas significativas y supervisen y publiquen los resultados, de modo que todas las partes interesadas puedan entender cuál es un "punto de partida razonable" para actuar sobre los problemas, dijeron funcionarios de alto rango del gobierno.

(Reporte de Paresh Dave y Nandita Bose; Editado en Español por Ricardo Figueroa)