Directora del MUNAL anuncia que ya se impermeabilizó tras goteras

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 5 (EL UNIVERSAL).- Luego de que se reportaron daños, como goteras, en el edificio del Museo Nacional de Arte (MUNAL), Carmen Gaitán Rojo, directora del recinto, indicó que ese tipo de problemas son los que dan "mal sabor" a la gestión de un museo e informó que el techo ya se impermeabilizó. Estas declaraciones las dio en una transmisión en vivo en Facebook titulada "Gestión cultural y liderazgo museístico".

Gaitán definió la gestión de un museo como "una complejidad bárbara" que puede dejar muchas satisfacciones, pero también "muy malos sabores".

"Hay momentos en los que uno piensa que la tarea está perfectamente hecha, no solamente por el liderazgo que uno pueda llevar a la cabeza de un museo, sino porque uno está sustentado por un equipo, un equipo que se ha conformado precisamente sabiendo las cualidades de cada uno, y aun así hay cuestiones como (...) la naturaleza, que de pronto puede desatar una tormenta y esa tormenta puede caer en los techos del museo, al cual todavía, por los años, le faltaba una impermeabilización que por fortuna ya se pudo realizar. Pero al no estar terminada la impermeabilización, se puede dar un goteo en un pasillo y eso, pues los ánimos se ponen caldeados porque 'cómo es posible que el Museo Nacional de Arte (...) pueda tener una gotera'", dijo Gaitán sobre la situación por la que recién atravesó el recinto.

En mayo, EL UNIVERSAL reportó denuncias de trabajadores del recinto, quienes señalaban la falta de mantenimiento, desprendimientos como consecuencia de daños que dejó el terremoto de 2017 y filtraciones de agua en la sala 5, que incluso llegaron a dañar la obra "Los santos niños, Justo y Pastor", de José Juárez, pero que ya fue restaurada. En esta misma sala, en un recorrido realizado por esta casa editorial en junio, se pudieron observar grietas en los techos, manchas por las goteras y piezas faltantes en los detalles de madera que los decoran.

La directora del museo detalló que el recinto tiene sus complejidades, pues posee un acervo de casi 9 mil obras de arte: "imagínense la cantidad de vicisitudes que implica custodiar un acervo como este (...). Gestionar un museo es la suma de muchos errores", dijo Gaitán, quien destacó que en el ritmo cambiante de la dirección de un museo hay días en los que "uno acierta" y otros en los que no. También, al hablar sobre el trabajo en equipo, sostiene que las personas no son perfectas, por lo que uno debe estar abierto al aprendizaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.