OIEA y EEUU lamentan falta de avances en conversaciones con Irán sobre su programa nuclear

·3  min de lectura
El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi (izq), reunido con el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, el 23 de noviembre de 2021 en Teherán (AFP/Atta Kenare)

"Ningún avance". El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, trazó este miércoles un balance pesimista de su viaje a Teherán, en un momento en que la expansión del programa nuclear iraní preocupa a la comunidad internacional.

A pocos días de que se reanuden las conversaciones diplomáticas que quieren evitar que Irán se dote del arma atómica y están suspendidas desde agosto, la tensión es grande entre Irán y el organismo de Naciones Unidas.

"Las conversaciones fueron constructivas, pero no logramos un acuerdo pese a todos mis esfuerzos", dijo Grossi a los periodistas.

Después de varias semanas de un "silencio" que el responsable calificó de "sorprendente", Grossi esperaba lograr algún progreso en algún tema complicado. "Pero claramente no, no hemos podido avanzar", admitió.

La Organización de Energía Atómica de Irán subrayó sin embargo que, tras los intensos esfuerzos desplegados hasta el último momento, "el trabajo continuará".

El ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, se mostró incluso positivo, mencionando "la publicación de una declaración conjunta lo antes posible", según la agencia oficial Irna.

- "Incompatibles" -

El OIEA está preocupado por la restricción de las inspecciones desde febrero por parte del gobierno iraní, que "dificulta seriamente" las tareas de verificación, según un informe reciente.

Otro tema en suspenso es la situación de cuatro lugares no declarados donde se han registrado materiales nucleares.

También preocupa el trato que se reserva a los inspectores de la OIEA ya que algunos han sido sometidos a "registros excesivamente invasivos por parte de los agentes de seguridad" iraníes, según la Organización.

Cada país se compromete por ley a "proteger a los agentes de cualquier intimidación", dijo Grossi. "Pero nuestros colegas iraníes", argumentando razones de seguridad, "pusieron en marcha una serie de medidas que son claramente incompatibles con esto", agregó.

"El tema salió a relucir y espero que no se vuelvan a producir este tipo de incidentes", confió.

Entre otros altos responsables en Teherán, Grossi se reunió con Mohammad Eslami, que dirige la Organización Iraní de Energía Atómica.

Grossi admitió que, visto como habían transcurrido las conversaciones, decidió anular la rueda de prensa prevista en el aeropuerto de Viena el martes, a su vuelta de Irán.

"Nos estamos acercando al punto en que no podré garantizar más el conocimiento" sobre el estado del programa nuclear iraní, dijo el responsable.

- "Mala señal" -

La Unión Europea expresó por su parte su "profunda preocupación por estas discusiones inconclusas" en una declaración al Consejo de Gobernantes.

Estados Unidos también deploró la falta de avances entre entre el organismo de la ONU e Irán. "La decisión de Irán de no cooperar" con el OIEA "es una mala señal en cuanto a su voluntad real de negociar para alcanzar un acuerdo", dijo un portavoz diplomático estadounidense a la AFP. Sin embargo, consideró que todavía es posible salvar "rápidamente" el acuerdo de 2015.

La visita de Grossi se produce una semana antes de que se reanuden en Viena las negociaciones para salvar el acuerdo internacional sobre este programa nuclear iraní, que están suspendidas desde junio.

El acuerdo, concluido en 2015 entre Irán por una parte y Estados Unidos, Reino Unido, China, Rusia, Francia y Alemania por otra, significó para Teherán el levantamiento de algunas de las sanciones internacionales que asfixiaban a su economía, a cambio de reducir drásticamente su programa nuclear, que fue puesto bajo el estricto control de la ONU.

Pero Estados Unidos abandonó el acuerdo en 2018 bajo la presidencia de Donald Trump y reimpuso sus sanciones. Como consecuencia de esto, Teherán ha ido abandonando paulatinamente sus compromisos asumidos.

En estas conversaciones Estados Unidos participará indirectamente, vía los otros países que aún forman parte del pacto.

"Si llegan a la mesa de negociaciones arrastrando los pies mientras aceleran su programa nuclear (...) está claro que no nos vamos a quedar de brazos cruzados", dijo el emisario estadounidense Rob Malley, en una entrevista con la radio estadounidense NPR divulgada este miércoles.

jsk-anb/pz/bl-me-sag/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.