El OIEA e Irán logran acuerdo sobre vigilancia nuclear para "dar tiempo a la diplomacia"

·4  min de lectura
Foto brindada por el organismo de energía atómica iraní, el 12 de septiembre de 2021 en Teherán. Aparecen Mohamad Eslami, responsable del organismo nuclear iraní, y el director general del OIEA, Rafael Grossi en conferencia de prensa (AFP/HO)

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), cuyo director general viajó a Teherán, anunció este domingo que se alcanzó un acuerdo con Irán sobre el monitoreo de su programa nuclear, días después de haber denunciado su falta de cooperación al respecto.

"El problema más urgente se ha resuelto", aseguró satisfecho el argentino Rafael Rossi, que dirige esta agencia de la ONU, tras haber regresado a Viena.

Rossi destacó que el acuerdo alcanzado servirá para "dar tiempo a la diplomacia".

El director del OIEA viajó a la capital iraní para intentar apaciguar las tensiones entre Occidente e Irán, después de que a principios de esta semana la agencia de la ONU acusara a Teherán de "obstaculizar seriamente" sus actividades de supervisión.

El jefe del OIEA se reunió con el director de la Organización de energía atómica local y vicepresidente del país, Mohamad Eslami.

En un comunicado conjunto, ambos responsables anunciaron que "los inspectores del OIEA cuentan con la autorización para intervenir en el mantenimiento de los equipamientos, así como para reemplazar los discos duros" de las cámaras instaladas en las infraestructuras iraníes por el gendarme nuclear de la ONU.

"Dentro de unos días" los inspectores del organismo de la ONU podrán acceder al material de vigilancia de los distintos emplazamientos iraníes y asegurarse de que funcionan correctamente, tras varios meses de incertidumbre, explicó.

En su segunda visita a Irán este año, Grossi logró con este nuevo compromiso la continuidad de la vigilancia y control del programa nuclear iraní, y también ofrecer un mayor lapso a las grandes potencias que intentan resucitar el acuerdo alcanzado en Viena en 2015.

"Las conversaciones han sido francas" y "se ha restablecido la comunicación", destacó el director del OIEA.

- "Vigilancia obstaculizada" -

Irán restringió desde febrero pasado el acceso de los inspectores del OIEA a algunas de sus instalaciones nucleares, y se negaba a proporcionar las filmaciones en tiempo real de cámaras y datos de otras herramientas de vigilancia que la agencia de la ONU había colocado allí.

Se había logrado negociar un compromiso que aseguraba cierto grado de supervisión, pero este expiró en junio, y al OIEA le preocupaba perder datos si se producía la saturación de la capacidad de registro de estos útiles.

"Desde febrero de 2021, tanto las actividades de verificación como las de vigilancia se han visto seriamente obstaculizadas por la decisión de Irán" de restringir las inspecciones, denunció el martes pasado el OIEA en un informe que fue consultado por la AFP.

En virtud de este nuevo acuerdo, el OIEA aún no tendrá acceso a los datos de las cámaras, pero Irán se había comprometido en febrero a proporcionarlos si las conversaciones para salvar al acuerdo de Viena tenían éxito.

Citado por la agencia de prensa oficial Irna, Eslami se congratuló por "las buenas y constructivas negociaciones con Grossi".

"Se decidió que los expertos del organismo vendrán a Irán para reemplazar las tarjetas de memoria de las cámaras de vigilancia técnica", precisó. "Permanecen selladas en Irán y se instalarán otras nuevas tarjetas", destacó.

Rusia valoró positivamente el acercamiento del domingo entre el OIEA e Irán.

"Nos felicitamos por los resultados de la visita de Grossi a Teherán. Pedimos que se reanuden lo antes posible las negociaciones en Viena", aseguró en Twitter el embajador ruso en la capital austríaca, Mijail Ulianov.

El diplomático de la Unión Europea encargado de seguir las negociaciones de Viena, Enrique Mora, también se felicitó por "esta etapa positiva" y pidió retomar las conversaciones "lo más rápido posible".

- "Transparencia" -

La visita del domingo tuvo lugar precisamente antes de una reunión, el lunes, del Consejo de gobernadores del OIEA, a la que Irán "decidió asistir" para "continuar nuestras discusiones", subrayó Eslami.

El asunto de las cámaras de vigilancia del OIEA se inscribe dentro de unas negociaciones más amplias para tratar de salvar el acuerdo concluido en Viena en 2015 y que saltó por los aires en 2018 con la salida unilateral de Estados Unidos.

El acuerdo ofrece a Teherán un aligeramiento de las sanciones occidentales y de la ONU a cambio de que se comprometa a no dotarse nunca de armas atómicas y que reduzca drásticamente su programa nuclear.

Las negociaciones comenzadas en abril para intentar resucitar el acuerdo, reintegrando a Washington, quedaron suspendidas el 20 de junio, dos días después de la victoria presidencial en Irán del ultraconservador Ebrahim Raisi.

ap/sk/vg/erl/meb/age/eg/eb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.