Directiva de la convención chilena declara tras el escándalo de la constituyente

·2  min de lectura

Santiago de Chile, 8 sep (EFE).- El vicepresidente principal del órgano encargado de redactar la nueva Constitución de Chile, Jaime Bassa, acudió este miércoles a la Fiscalía a prestar declaración como testigo en la investigación contra el constituyente Rodrigo Rojas Vade, quien confesó haber fingido tener cáncer.

"Hemos venido lo más prontamente que hemos podido a ratificar la denuncia presentada el día lunes. Hemos tratado de manifestar la mayor voluntad posible de colaborar y ahora esperamos que el procedimiento siga su curso normal", dijo Bassa a su salida del edificio.

Rojas, conocido popularmente como "Pelao Vade" y quien saltó a la fama en las manifestaciones de 2019 por protestar con llamativos carteles contra los altos costes de los tratamientos de quimioterapia, reconoció el sábado que en realidad no padece cáncer, pese a haber basado en esa enfermedad su campaña para ser elegido constituyente el pasado mayo.

En su confesión pública, que sacudió a todo el país, aclaró además que sufre de otra patología sobre la que existe un "gran estigma" social en Chile.

La propia convención denunció a Rojas el pasado lunes por presuntamente haber mentido en la declaración de intereses y patrimonio que se exige a los constituyentes.

Según detalla la denuncia, Rojas denunció tener una deuda de 27 millones de pesos (sobre 35.000 dólares) por el financiamiento de un tratamiento contra el cáncer.

"Hemos tomado conocimiento a través de los medios que el señor Rojas ha afirmado no tener cáncer y que, por tanto, la declaración referida no sería fidedigna", indica el texto acusatorio.

Se espera que en las próximas horas también preste declaración en la misma instancia la presidenta de la convención constituyente, la activista mapuche Elisa Loncón.

Bassa agregó tras prestar declaración que no sabe "nada" de Rojas, que a la fecha mantiene paradero desconocido pero sí ha estado en contacto con algunos de sus compañeros.

Se trata de la última polémica que salpica a la Lista del Pueblo (del que Rojas fue fundador), un grupo de independientes que emergió de las protestas y cuyo éxito en las constituyentes del pasado mayo (fueron la tercera fuerza más votada) se interpretó como un rechazo a los partidos tradicionales de la transición.

La mentira desató críticas feroces en redes sociales y cada vez son más los constituyentes y figuras políticas que exigen la salida de la convención de Rojas, quien ya renunció a una de las vicepresidencias secundarias este fin de semana.

Este órgano, formado en gran parte por ciudadanos independientes y de tendencia progresista, comenzó en julio a redactar la nueva Constitución chilena como la vía política para amainar la crisis social en la que estaba sumida el país, la más grave en sus 31 años de democracia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.