Diputados pueden votar desde su celular; aún así 56 faltan

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- Cada año, en noviembre, el pleno de la Cámara de Diputados parece una romería en la que desfilan legisladores, asesores, trabajadores, personal de asistencia, invitados y hasta familiares de los diputados. Es el mes en el que vence el plazo para aprobar el Paquete Económico del siguiente año.

Pero este miércoles todo fue distinto. Solo 129 diputados federales pudieron estar en el pleno; todos con cubrebocas y algunos con caretas para evitar contagios de Covid-19. Las curules parecen peceras con grandes acrílicos, gel antibacterial y sana distancia.

Tuvieron que pasar dos meses, 73 diputados contagiados y varias pruebas para que el pleno de San Lázaro aprobara la primera reforma vía remota. Fue para otorgar la Medalla al Mérito Cívico "Eduardo Neri, Legisladores de 1913" al personal médico que ha atendido a los pacientes con Covid-19 en nuestro país.

La iniciativa la presentó el ahora excoordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, quien anunció un acuerdo de todos los líderes parlamentarios para dispensarle los trámites y que fuera aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados.

La modalidad semipresencial acercó a los 371 diputados conectados a distancia al sueño de todo legislador: la comodidad de pasar lista y votar desde su celular. Pero solamente se registraron 444 de los 500 votos que reuniría el Palacio Legislativo.

Con esto, 56 diputados federales desdeñaron los casi seis millones de pesos que invirtió la Cámara de Diputados en la licencia de la plataforma Zoom y los celulares para el voto a distancia.

Los diputados federales pueden acudir a la Cámara de Diputados, pero si no están acreditados para estar en el pleno, pueden permanecer en sus oficinas o en sus domicilios. Para pasar lista y votar, sólo requieren encender su celular, colocar su huella digital, activar el reconocimiento facial y emitir el sentido de su voto.

Los rostros de quienes votan vía remota aparecen en los tableros de votación y así fue como el diputado federal y exgobernador de Morelos, Marco A. Adame (PAN) estrenó hablando ante el pleno a distancia.

El debate transcurrió sin incidentes, al ser un dictamen noble a favor del personal médico, pero hubo problemas técnicos y los diputados Elías Lixa (PAN) y Verónica Juárez (PRD) denunciaron que varios de sus compañeros no pudieron votar a través de la aplicación. Entonces la presidenta, Dulce María Sauri (PRI), les ofreció que sus votos se registrarían en el Diario de los Debates.

En la sesión también se dio el regreso de Mario Delgado, después de haber dado positivo a Covid-19. El excoordinador parlamentario solicitó licencia para ausentarse de su cargo por tiempo indefinido y asumir como dirigente nacional de Morena.

Antes de abandonar el salón de sesiones, recibió el aplauso de sus compañeros y gritos de "¡presidente!". Paralelamente lo felicitaron sus homólogos del PAN, Juan Carlos Romero Hicks; del PRI, René Juárez; de MC, Tonatiuh Bravo; del PRD, Verónica Juárez. También Gerardo Fernández Noroña (PT) y Carlos Puente (Verde), entre otros.

El diputado Armando Contreras, de Morena, pidió participar en la sesión a través de Zoom. Lo hizo desde su coche, en un trayecto, para felicitar a Mario Delgado y desearle suerte en su nuevo encargo.

Muchos diputados de Morena rompieron la sana distancia y se acercaron a él para despedirlo. Su compañera Carmen Medel les pidió prudencia porque no se ha superado la emergencia.

Fue el día en el que los diputados federales estrenaron el voto a distancia y en puerta está la aprobación del Paquete Económico del 2021, que es uno de los dictámenes más importantes con mayor debate que tiene San Lázaro en el año.