Diputados sancionó la ley que limita la toma de deuda con el FMI

Gustavo Ybarra
·3  min de lectura

Por amplio consenso, aunque con algunos chispazos entre kirchneristas y macristas por la responsabilidad de la deuda pública, la Cámara de Diputados sancionó una ley que obliga al Poder Ejecutivo a pedir la autorización del Congreso para acceder a líneas de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El proyecto de "Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Púbica", enviada en noviembre al Senado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, también le prohíbe al Gobierno aplicar a gastos primarios corrientes la deuda emitida en moneda y bajo jurisdicción extranjeras.

Lavado de dinero: allanan en Rosario la mansión de un expiloto de F1 en un caso ligado al senador Armando Traferri

La norma fue sancionada por abrumadora mayoría de 233 votos a favor y solo dos en contra, de la izquierda trotskista. No obstante, Juntos por el Cambio tomó distancia y rechazó, con fuertes críticas, dos artículos en la votación en particular del texto, que el Senado había aprobado el pasado 30 de noviembre.

"Esta ley tiene por objeto dar certezas y confianza a la ciudadanía y a los sectores productivos", afirmó el oficialista Carlos Heller (Capital). Además, destacó que la norma también impedirá el uso de deuda "para financiar gastos corrientes, salvo una catástrofe".

En su discurso, Heller se preocupó por criticar el proceso de endeudamiento llevado adelante durante la administración de Mauricio Macri. Sobre el mismo tema, aunque con más dureza, volvió a la carga su compañera de bloque Fernanda Vallejos (Buenos Aires)

"El acuerdo stand by con el FMI en el macrismo se hizo sin consultar al Congreso", destacó la economista. "Si en aquel momento hubiéramos contado con esta herramienta, nunca hubiera ocurrido un endeudamiento insostenible, como ocurrió", agregó.

La réplica no se hizo esperar. El macrista Luciano Laspina (Santa Fe) le pidió al peronismo "dejar de lado los eufemismos y la mentira" y que reconozcan que "no se puede entender el proceso de estanflación sin entender el proceso de vaciamiento que hizo el kirchnerismo del Banco Central" y que tampoco se podrá comprender el endeudamiento durante el macrismo "sin entender los 8 puntos de déficit fiscal que dejó el kirchnerismo".

Laspina justificó el apoyo en general al proyecto de Juntos por el Cambio porque "no podemos oponernos a nada que le dé más facultades al Congreso en materia de limitar al Poder Ejecutivo en materia de endeudamiento".

No obstante, adelantó el rechazó en particular al primer artículo por considerar que avanza sobre materia de política económica que no le corresponden al Congreso. "Nosotros no podemos avalar un determinado acuerdo con el FMI, porque eso incluye una estrategia de política económica y porque no formamos parte del Poder Ejecutivo".

La oposición también rechazó el articulo tres, que impide la toma de crédito en moneda extranjera para financiar gastos corrientes.

Esa cláusula fue introducida en el Senado por impulso de Cristina Kirchner, en acuerdo con el ministro Guzmán, según explicaron en su momento voceros de la vicepresidenta para ahuyentar el fantasma de un nuevo cortocircuito con la cartera económica.

La Corte Suprema dejó firme una condena contra Milagro Sala por amenazas a policías

Al respecto, el radical Luis Pastori (Misiones) advirtió que, tal como lo redactó el kirchnerismo, la prohibición "se refiere únicamente a la deuda en moneda y legislación extranjera y con el Fondo". "Por lo que se puede entender que la deuda pública interna, que se emite en pesos, sí pueda ser destinada a pagar gastos corrientes", completó.