Diputados de partido disuelto continuarán la lucha prodemocrática en Tailandia

Agencia EFE

Bangkok, 8 mar (EFE).- Los diputados del partido opositor Anakot Mai (Nuevo Futuro), disuelto el mes pasado con una polémica sentencia, afirmaron este domingo que continuarán con la lucha en favor de la democracia bajo una nueva formación, Kao Klai ("Going Forward" o "Hacia Adelante").

Así lo anunciaron en una rueda de prensa en Bangkok en la que se comprometieron a continuar con las políticas de su antigua formación, la más crítica con la élite promilitar que gobierna el país.

"Going Forward compartirá definitivamente la ideología (de Anakot Mai), porque éramos parte de esas políticas e ideologías (...). Definitivamente, con caminos diferentes y mecanismos diferentes, obviamente", dijo Pita Limjaroenrat, que se perfila como el nuevo líder del partido.

Tras la ilegalización de Anakot Mai, sus diputados tenían 60 días para unirse a un nuevo partido, lo que deberá ser ratificado por la Comisión Electoral.

Anakot Mai, formado en 2018, se convirtió en la sorpresa de las elecciones de marzo del año siguiente al convertirse en la tercera fuerza del Parlamento, a pesar de las limitaciones a las que fue sometido durante la campaña electoral y la fuerte influencia de la junta militar (2014-2019).

Con gran apoyo de los jóvenes, el partido consiguió más de 6 millones de votos y 80 asientos en la Cámara Baja con un programa encaminado a reducir el poder de los militares, descentralizar el país y fomentar los derechos de minorías sexuales y étnicas.

Sin embargo, el partido y sus líderes, incluido el carismático Thanathorn Juangroongruangkit, fueron desde el principio el blanco de una oleada de denuncias relacionadas con su activismo político y sus críticas a la junta castrense.

El pasado 21 de febrero, el Tribunal Constitucional disolvió Anakot Mai e inhabilitó por diez años a su junta directiva, incluido Thanathorn, debido a un préstamo realizado por éste al partido.

La formación dejó de existir legalmente tras poco más de 16 meses de vida y sus diputados pasaron a 55 en el Parlamento para ser la cuarta fuerza.

El actual Gobierno, salido de las elecciones del año pasado, está dominado por los miembros de la antigua junta militar y dirigido por Prayut Chan-ocha, el líder del golpe de 2014.

Con 13 golpes de Estado desde el fin de la monarquía absoluta en 1932, la política de Tailandia está dominada por la influencia de los militares y las élites cercanas a la monarquía.

En los últimos años, las divisiones políticas han estado condicionadas por dos golpes militares, en 2006 y 2014, y protestas callejeras que han dejado decenas de muertos.

(c) Agencia EFE