Diputados opositores piden el congelamiento de fondos y activos de los 19 tripulantes del avión venezolano-iraní

·3  min de lectura
Las fuerzas de seguridad y los demorados durante la lectura del acta en el hotel de Canning
Las fuerzas de seguridad y los demorados durante la lectura del acta en el hotel de Canning

Dirigentes opositores pidieron a la Unidad de Información Financiera (UIF) que ordene el congelamiento de fondos y activos de los 19 tripulantes que viajaban a bordo del avión de Emtrasur, sospechado de tener vínculos con el terrorismo y que está retenido en Ezeiza por orden judicial. En la misma presentación, los opositores le pidieron al titular del organismo anti lavado, Juan Carlos Otero, que inscriba a los cinco ciudadanos iraníes y a los 14 venezolanos en el el Registro Público de Personas y Entidadas Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento (RePet).

La presentación fue formulada ante la UIF por los diputados Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) y Gerardo Milman (Pro), junto al consultor aeronáutico Franco Rinaldi y los abogados María Eugenia Talerico y Yamil Santoro como patrocinadores.

Basándose en el informe que elaboró y envió el FBI a la justicia federal argentina, en el que se sostiene que el piloto del avión Gholamreza Ghasemi sería miembro del consejo de administración de la firma Qeshm Fars Airs, y que esa firma fue identificada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como partícipe de actividades terroristas, los diputados opositores ya le habían pedido a la Justicia que la tripulación fuera inscripta en el RePet. Los funcionarios judiciales que llevan adelante la investigación, el juez Federico Villena y la fiscal Cecilia Incardona, no hicieron lugar a ese pedido, que ahora fue reiterado ante la UIF.

Alberto Fernández volvió a cruzarse con Putin en la cumbre virtual de los BRICS y pidió que “cesen las hostilidades” en Ucrania

“Las noticias públicas y comunicados oficiales difundidos a partir del aterrizaje a nuestro país del avión explotado por Emtrasur que se trató de un viaje tendiente a dar soporte material o de otro tipo, a la organización terrorista Hezbollah por parte de las Fuerzas Quds e Irán”, dice la presentación.

Juan Carlos Otero, presidente de la UIF
Juan Carlos Otero, presidente de la UIF - Créditos: @UIF


Juan Carlos Otero, presidente de la UIF (UIF/)

Y sostiene que “el avión de origen iraní, que deambuló por 48 horas sin inspecciones o requisas exhaustivas, que vino al país con la excusa de una operación comercial de importación de autopartes generan fundadas sospechas de actividad destinada a financiar terrorismo”.

“Mahan Air juega un rol fundamental de respaldo a las Fuerzas Quds y sus brazos ejecutores (como Hezbollah) transportando a combatientes extranjeros, armas, fondos”, consideraron los diputados en la presentación, y agregaron: “Los vínculos existentes entre el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, las Fuerzas Quds, ambas sancionadas por EE.UU. como organizaciones terroristas y el apoyo material de éstos a la organización terrorista Hezbollah, son públicos y pueden sustentarse en el presente caso con información de fuentes e información a la accede u obrante en el Organismo dada su misión y función legal”.

El copiloto del avión retenido también está bajo sospecha
El copiloto del avión retenido también está bajo sospecha


El copiloto del avión retenido también está bajo sospecha

El RePet fue creado en 2019 por decreto durante el gobierno de Mauricio Macri. A esa nómina fue agregada por decreto, grupo acusado por la Justicia argentina de haber perpetrado los atentados contra la embajada de Israel, en marzo de 1992, y la sede de la AMIA, en julio de 1994.

La UIF ya tuvo relación con la causa judicial que avanza en los tribunales federales de Lomas de Zamora para investigar las circunstancias alrededor de las cuales el avión de Emtrasur llegó a la Argentina y a sus tripulantes. Villena e Incardona le habían solicitado que informara respecto de las empresas que intervinieron en la operación comercial que implicó la llega de las autopartes y del avión al país.

Según reconstruyó LA NACION de fuentes judiciales, el pedido debió ser reiterado porque el organismo no había respondido. La información que brindó respecto de las firmas que intervinieron en la operación ya está en manos de la Justicia.

Pese a que la hipótesis de máxima que manejan las autoridades judiciales es que la llegada de los tripulantes iraníes y venezolanos podría estar relacionada con actividades de financiamiento de terrorismo, no hay elementos ni precisiones, por el momento, que permitan citarlos a indagatoria. Los pasaportes de toda la tripulación están retenidos por las autoridades argentinas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.