Diputados: Juntos por el Cambio propone subir el piso de Bienes Personales y busca acorralar al oficialismo

·3  min de lectura
Luciano Laspina
Luciano Laspina (Juntos por el Cambio), autor del proyecto opositor

La última vez que la Cámara de Diputados debatió sobre el impuesto a los bienes personales fue en diciembre pasado y el oficialismo impuso su postura por apenas un voto. El bloque de Juntos por el Cambio buscará la revancha en la próxima sesión y propondrá una iniciativa para reducir las alícuotas del tributo y eximir del pago a todos aquellos patrimonios superiores a $15 millones –hoy el mínimo imponible es de $6 millones-.

En la misma iniciativa, los opositores proponen que el impuesto a los créditos y débitos bancarios (conocido como impuesto al cheque) pueda ser computado en un 60% como pago a cuenta del impuesto a las ganancias ; en la actualidad, solo gozan de este beneficio las PyME manufactureras del primer y segundo tramo. Asimismo, establece que el Poder Ejecutivo podrá disponer que las micro y pequeñas empresas computen íntegramente el impuesto al cheque como pago a cuenta de Ganancias.

Inmolarse o liberarse, la encrucijada peronista

El proyecto de Juntos por el Cambio, que elaboró el diputado Luciano Laspina (Pro), se presentó como alternativa al que elevó el Poder Ejecutivo y que obtuvo dictamen el miércoles pasado en la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja. La iniciativa del Gobierno propone prorrogar hasta 2027 seis impuestos que vencen a fin de año, entre ellos Ganancias, el que grava los créditos y débitos bancarios y Bienes Personales, tres gravámenes que, detrás del IVA, aportan la mayor cantidad de recursos al fisco.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, junto a Claudia Ballestrini, subsecretaria de Ingresos Públicos
El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, junto a Claudia Ballestrini, subsecretaria de Ingresos Públicos

Asimismo, el proyecto del Poder Ejecutivo propone prorrogar, también por cinco años, el impuesto adicional de emergencia sobre el precio final de venta de cigarrillos, los impuestos del régimen de monotributo y el de capital de cooperativas. La prórroga también incluye las asignaciones específicas del IVA.

El bloque de Juntos por el Cambio ratificó en su proyecto que acompañará la prórroga de estos impuestos hasta 2027 para no desfinanciar al Estado ni a las provincias. Sin embargo, insistirá en introducir cambios.

“El concepto básico de nuestra propuesta es apoyar la prórroga de los impuestos y de las asignaciones específicas, tal como requiere el Poder Ejecutivo, pero buscamos que también se aplique una disminución de los impuestos. Particularmente en el caso de Bienes Personales; como este tributo no descuenta pasivos y en 2021 se incrementaron notablemente las alícuotas, se tornó muy distorsivo. Ante esta situación proponemos alícuotas menores”, explicó el radical Víctor Hugo Romero.

La tabla de montos y alícuotas que propone Juntos por el Cambio es el siguiente:

  • Patrimonios hasta $15.000.000 inclusive pagarán 0 más el 0,25% sobre el excedente de 0

  • Patrimonios desde $15.000.000 hasta $90.000.000 inclusive pagarán $37.500 más el 0,50% sobre el excedente de $15.000.000.

  • Patrimonios desde $90.000.000 en adelante pagarán $412.500 más el 0,75% sobre el excedente de $90.000.000

Asimismo, los opositores propondrán eliminar el artículo por el cual se incrementaron, en 2021, las alícuotas que gravan los bienes en el exterior.

Conflicto en puerta

Como toda iniciativa de índole tributaria, la Constitución exige una mayoría agravada -129 votos en la Cámara baja- para ser aprobada. El oficialismo, si bien tendrá los votos para la prorrogar este paquete de impuestos porque Juntos por el Cambio anticipó su apoyo, tendrá que reunir mayoría para bloquear el intento opositor de modificar el proyecto.

La última vez que la Cámara baja debatió sobre Bienes Personales se generó un fuerte debate en el recinto. La oposición de Juntos por el Cambio, los libertarios y Consenso Federal se abroquelaron detrás de una propuesta de subir a $6 millones el mínimo no imponible del tributo; el oficialismo dobló la apuesta y si bien accedió a la suba, incluyó en el texto tres cláusulas que apuntan a agravar el tributo para aquellos contribuyentes con grandes patrimonios o con bienes en el exterior, lo que provocó el rechazo opositor. En la votación final el oficialismo se impuso por un voto.