Diputados insumió casi seis horas en cruces y acusaciones antes de abocarse al proyecto de Ganancias

Laura Serra
·4  min de lectura
Camara de diputados de la nacion. En la madrugada del domingo 28 se dara tratamiento a la ley de ganancias.
Santiago Filipuzzi

La primera sesión ordinaria del año de la Cámara de Diputados marcó el punto de largada en la carrera que se inicia con vistas a las elecciones legislativas de octubre. Mientras el oficialismo agitaba la bandera de la reforma al impuesto a las ganancias, que significará un alivio fiscal a poco más de un millón de personas, la oposición de Juntos por el Cambio aprovechó el escenario para hincar su cuchillo en los temas que más incomodan al Gobierno. Los pedidos de apartamiento de la orden del día atrasaron más de seis horas el comienzo de las votaciones que están en agenda.

La situación en Formosa fue uno de ellos. El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, acusó al gobernador Gildo Insfrán de demorar a una delegación de diputados opositores cuando intentó ingresar en la provincia hace diez días. Insfrán es cuestionado por restringir la circulación en su provincia y por incurrir en serias violaciones a los derechos humanos con la excusa de la pandemia.

“Insfrán es el modelo de la autocracia convertida y usada a través de la soberanía popular para dominar la conciencia de la gente y hacer lo que quiere. No pasaron cosas menores en Formosa. El agua está perforando la piedra y la libertad no se va a poder detener –exclamó Negri-. Para mí, Insfrán no es el peronismo republicano. ¡Anímense a pedir sanción porque algún día les puede suceder a ustedes!”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desde el oficialismo, el diputado y exgobernador riojano Sergio Casas salió en defensa de Insfrán y acusó a la oposición de montar un “show mediático”. En tanto, el formoseño Ramiro Fernández Patri enfatizó que su provincia ostenta los índices más bajos de contagios de Covid-19 y apuntó contra su comprovinciano Ricardo Buryaile, de la UCR, por haber viajado desde Formosa a Buenos Aires con resultado positivo de coronavirus.

La también oficialista formoseña Graciela Parola pidió que se sancione a Buryaile y criticó a los diputados opositores que viajaron a su provincia para denostar al gobernador. “Convocan a manifestaciones e incitan a la población a que no cumplan con los controles sanitarios, son unos irresponsables”, enfatizó.

Buryaile no se quedó callado y acusó a Parola de querer “ensuciar su trayectoria política acusándolo de ‘inhabilidad moral’”. “Yo tomé el vuelo sin saber todavía el resultado positivo de Covid. Le puede pasar a cualquiera de ustedes”, justificó.

Acto seguido, el diputado Juan Manuel López, jefe de la Coalición Cívica, reclamó la interpelación del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro para que dé explicaciones sobre lo que ocurre en Formosa. La radical Karina Banfi, por su parte, pidió que sea citado el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, quien fue cuestionado en un informe de Human Rights Watch por utilizar “medidas frecuentemente abusivas e insalubres para prevenir la propagación del Covid-19 en la provincia.

“Tenemos un problema, una Secretaría de Derechos Humanos que no cumple sus funciones y no realiza las debidas actuaciones es un Estado ausente. Esto es lo que está fallando”, acusó Banfi.

El oficialismo rechazó todos los pedidos, como así también las iniciativas opositoras para controlar el proceso de vacunación contra el Covid-19 tras el escándalo por el reparto de dosis entre funcionarios y amigos del Gobierno.

“Necesitamos información fidedigna, que vengan los funcionarios y que expliquen por qué no hay vacunas mientras hay jóvenes de La Cámpora recibiendo las dosis con los dedos en V”, asestó Carmen Polledo, vicepresidenta de la Comisión de Salud.

“Están jugando con la salud pública, están embarrando la cancha de la peor manera, con mentiras, con acomodos, con falsos arrepentimientos. Esto no tiene nombre. Se debe investigar en profundidad los vacunatorios VIP”, insistió, por su parte, la radical Claudia Najul.

Desde el oficialismo, el tucumano Pablo Yedlin tomó el guante y cuestionó a aquel sector de la oposición que, a su juicio, busca boicotear las políticas del Gobierno contra la pandemia.

“No es toda la oposición, pero es un grupo intenso que a lo largo de este año ha hecho un esfuerzo enorme para que a los argentinos se nos complique el tratamiento de este virus, que ya de por sí tiene muchas complicaciones”, resaltó. Acto seguido, garantizó que la ministra de Salud, Claudia Vizzotti, asistirá a la Comisión de Salud la semana próxima.