Diputados franceses aseguran que el lenguaje inclusivo es “terrorismo intelectual”

·2  min de lectura
La escritura de género, aseguran, produce una brecha entre el lenguaje hablado y el escrito
La escritura de género, aseguran, produce una brecha entre el lenguaje hablado y el escrito

Diputados franceses propusieron una ley para prohibir el lenguaje inclusivo en los documentos administrativos oficiales a mediados de febrero pasado. El proyecto de ley fue presentado por François Jolivet, de La République En Marche (LREM), el partido del presidente Emmanuel Macron.

“Espero que este avión se estrelle”: el ataque de furia de una pasajera mientras exigía whisky

El legislador es uno de los 60 políticos de la Asamblea Nacional francesa que se opone a la escritura de género, según informó The Independent. De acuerdo a Jolivet, su uso genera una brecha entre el francés hablado y el escrito, por lo que el idioma es más “difícil” de aprender.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En un tuit publicado por el diputado en febrero pasado, apuntó contra el movimiento: “La escritura inclusiva es solo la punta del iceberg. El mal es más profundo: la cultura del cancelamiento. Este fenómeno pretende reescribir nuestra historia, barrer nuestros valores, negar lo que somos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además, sugirió que este enfoque de Francia “pone en peligro” su herencia y “no ayuda” en la lucha por la igualdad de género. A su vez, se mostró preocupado por las palabras neutrales en cuanto al género, como “iels” (ellos / ellos), “toustes” (todos) y “celleux” (esos).

Ganó U$S 60 millones en la lotería, mató a una anciana y se salvó de la cárcel

Por su parte, el diputado del partido conservador Los Republicanos (LR) Pierre-Henri Dumont consideró a través de su cuenta de Facebook: “Esta ortografía excluye a algunas personas con discapacidades. No está reconocido por la Academia Francesa, ni por el Estado, ni por los lingüistas”. Luego, añadió: “La escritura inclusiva es una herejía, un dictado que ciertas partes intentan imponernos. Es terrorismo intelectual”.