Diputados chilenos aprueban segundo retiro anticipado de pensión por pandemia

Agencia EFE
·4  min de lectura

Santiago de Chile, 10 nov (EFE).- La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes un proyecto de reforma constitucional que busca permitir un segundo retiro anticipado del 10 % de los fondos de pensiones tras aceptar el pasado julio el primero como ayuda ante las complicaciones económicas causadas por la pandemia.

El proyecto fue aprobado por 130 votos favorables, 18 en contra y dos abstenciones y pasará ahora al Senado para proseguir su trámite parlamentario, donde necesitará el visto bueno de las tres quintas partes de la Cámara alta para prosperar.

El primer proyecto de retiro del 10 %, impulsado por la oposición, generó una fuerte crisis en el oficialismo chileno, pues fue aprobado gracias al voto a favor de varios legisladores gubernamentales pese a que el Ejecutivo que preside el conservador Sebastián Piñera se mostró contrario a la iniciativa.

Este segundo retiro fue impulsado por la diputada opositora Pamela Jiles, del Partido Humanista (PH), y contó también con un amplio respaldo de legisladores de la coalición oficialista Chile Vamos.

La iniciativa aprobada autoriza a los afiliados al sistema privado de pensiones chileno, de forma voluntaria y excepcional, a realizar un segundo retiro de hasta el 10 % de sus fondos de previsionales con el objetivo de aliviar los problemas económicos que ha ocasionado la crisis de la covid-19.

Estos fondos se encuentran depositados en las llamadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), empresas privadas encargadas de gestionar el ahorro individual obligatorio en el que se basa el modelo chileno, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila.

Este segundo retiro contempla las mismas características que el primero y establece que el monto mínimo a retirar será de 35 Unidades de Fomento (UF) -unidad monetaria cambiante de existencia no física que se utiliza en Chile para ajustar las transacciones comerciales, contables y bancarias de acuerdo a la inflación-, lo que equivale aproximadamente a un millón de pesos (unos 1.270 dólares).

El monto máximo será equivalente a 150 UF, que son alrededor de 4,3 millones de pesos (unos 5.500 dólares).

En el caso de que el 10 % corresponda a un monto menor a las 35 UF, los afiliados podrán retirar hasta dicho monto y, en el caso de que el monto total acumulado sea menor a las 35 UF, se podrá retirar la totalidad de los fondos.

EL DEBATE EN LA CÁMARA

Durante el debate en el Hemiciclo, los diputados a favor de aprobar la iniciativa observaron que el presente retiro se realiza ante una pandemia que no cede, prolongada en el tiempo respecto de las estimaciones iniciales y con una economía que urge ser reactivada.

La oposición acusó al Gobierno de ineficacia en sus políticas y tardanza en las soluciones, lo que a su juicio obligó a emprender el primer retiro del 10 % y, ahora, a avanzar a un segundo, pese a reconocerse que hacer uso de los recursos previsionales de los chilenos no es la mejor medida.

Las voces contrarias al proyecto indicaron que avanzar en este segundo retiro es hipotecar el bienestar futuro de miles de chilenos que se quedarán sin pensiones y destacaron que, con el retiro anterior, cerca de dos millones de personas quedaron sin fondos previsionales y remarcaron que, con la actual propuesta, la cifra aumentaría a cerca de cuatro millones.

El primer proyecto de retiro fue aprobado el pasado 23 de julio por el Parlamento chileno y ya más de 9 millones de afiliados al sistema de pensiones han retirado el 10 % de sus fondos.

Algunos de los diputados que hoy intervinieron destacaron que ese primer retiro permitió un alivio a las familias, destinándose los recursos a alimentación, pago de deudas y ahorro y activado, con la colocación de más de 13.000 millones de dólares en el mercado nacional, una leve reactivación de la decaída economía.

El modelo previsional chileno, instaurado en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), es altamente contestado por parte de la población desde hace años y fue uno de los motivos centrales del estallido social del pasado octubre.

Actualmente, la pensión promedio que estas entidades privadas otorgan a los jubilados chilenos es de 372 dólares, según la Superintendencia de Pensiones, cifra que varía según el género: 455 dólares promedio entre hombres y 281 dólares entre mujeres.

(c) Agencia EFE