Diputados chilenos aprueban polémico cuarto retiro anticipado de fondos de pensiones

·4  min de lectura
Chilenos aguardan en fila para retirar dinero de sus ahorros en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), en Santiago el 13 de agosto de 2020 (AFP/Martin BERNETTI)

La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes un cuarto retiro anticipado del 10% de los fondos de pensiones para paliar las dificultades económicas causadas por la pandemia, una medida muy popular que atiza la inflación y resistida por el gobierno conservador de Sebastián Piñera.

"APROBADO, Cámara aprueba proyecto para permitir a los afiliados del sistema previsional, el retiro anticipado y voluntario de parte de los fondos", tuiteó el cuerpo legislativo luego de que la iniciativa consiguiera 94 votos a favor (uno más del necesario), 39 en contra y nueve abstenciones. Para convertirse en ley, el texto ahora debe ser aprobado por el Senado.

El proyecto presentado por legisladores de centroizquierda recibió los votos de 17 diputados oficialistas, que desoyeron las advertencias del gobierno pues resultaba muy impopular rechazarlo en medio de la campaña de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 21 de noviembre.

"Nos parece una muy mala noticia para las pensiones de los chilenos", dijo tras la votación el ministro de la Presidencia, Juan José Ossa, quien criticó el "oportunismo electoral" de los diputados oficialistas que apoyaron el retiro.

Desde septiembre de 2020 y en plena pandemia, el Congreso aprobó tres retiros de 10% cada vez de los fondos acumulados en cuentas individuales en las administradoras privadas de fondos de pensiones, compañías criticadas por los chilenos por pagar jubilaciones bajas.

El gobierno afirmó que este nuevo retiro no se justifica, porque lo peor de la crisis económica ya pasó y la medida puede atizar la inflación al entrar en circulación entre 12.000 y 16.000 millones de dólares.

Además, el gobierno destacó que los empleos se recuperaron y las ayudas estatales directas a las familias fueron ampliadas.

Los retiros anteriores también fueron aprobados gracias a legisladores oficialistas que se sumaron a los opositores.

“Ya no tenemos cuarentenas, ya ha comenzado la recuperación [económica] y estamos frente a un alza sin precedentes del consumo”, dijo durante el debate el diputado José Auth, uno de los pocos opositores que votó contra la iniciativa.

“Los retiros han hecho retroceder seis años la meta de tener pensiones dignas”, afirmó Auth tras la votación, mientras sus colegas opositores festejaban.

Pero la diputada comunista Karol Cariola justificó la aprobación del nuevo retiro, afirmando que "hay una restricción económica [entre la población] que es real, endeudamiento de personas que durante muchos meses no recibieron ayudas del Gobierno”.

- Sistema cuestionado -

En los tres primeros retiros los trabajadores chilenos sacaron en total 50.000 millones de dólares, según la Superintendencia de Pensiones.

Con estos retiros, ya suman cinco millones de personas, de 11 millones de afiliados, que se quedaron sin fondos de jubilación en estas administradoras instauradas hace 40 años bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Buena parte de la actual expansión económica se debe al fuerte aumento del consumo por los retiros y las ayudas del gobierno a las familias, que en el segundo semestre han llegado a 16 de los 19 millones de habitantes.

La indignación por las bajas jubilaciones fue una de las causas del violento estallido social de 2019, movilización que ha sido canalizada en un proceso constituyente.

En Chile existe un clamor por cambiar el sistema de pensiones, pero por ahora no hay un modelo que lo sustituya.

- Riesgo de sobrecalentamiento -

La Cámara Baja dio luz verde al nuevo retiro semanas después de que el Banco Central elevara la tasa de interés para contener la inflación, que amenaza con superar la meta anual de 4%. Hasta agosto la cifra acumulada era de 3,2%.

La aprobación se dio en medio de advertencias de que la economía corre riesgo de "sobrecalentamiento" por exceso de liquidez, por los retiros y las ayudas por la pandemia.

"Hay un esbozo de sobrecalentamiento que se ve en las cifras de inflación, que vienen al alza, pero sobre todo hay un potencial de sobrecalentamiento", explicó recientemente a la AFP el economista Guillermo Larraín, exsuperintendente de Pensiones y exsuperintendente de Valores y Seguros.

En tanto, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, advirtió que "es distinto entregar recursos para alimentar el consumo cuando una economía está en una recesión, a cuando la economía está en un escenario de riesgo de sobrecalentamiento".

fj/lm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.