Diputados bolivianos prevén llevar opositores a Comisión Ética por ir a EE.UU.

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 26 abr (EFE).- El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Freddy Mamani, manifestó este lunes que se analiza llevar a la Comisión de Ética el caso de los parlamentarios opositores que viajaron a Washington a denunciar ante organismos internacionales "violaciones de derechos humanos".

Mamani señaló que en función del informe que realicen los parlamentarios que viajaron se analizará si "corresponde pasar el caso a la Comisión de Ética".

El presidente de la Cámara manifestó a los medios que diputados oficialistas y algunas organizaciones sociales pidieron que la docena de parlamentarios opositores que viajaron realice un informe de las razones de su viaje.

Además le cuestionaron por qué les autorizaron el viaje a Washington para reunirse con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"Debo indicar al pueblo boliviano de que la Cámara de Diputados, la presidencia de la Cámara no ha autorizado ni un viaje hasta el momento al exterior", indicó Mamani a los medios.

Sostuvo que no hubo ninguna solicitud "para su consideración" y que se desconoce si los parlamentarios opositores fueron invitados.

Los parlamentarios de las fuerzas opositoras Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos viajaron la pasada semana a Estados Unidos para denunciar la "vulneración al orden democrático" por parte del Gobierno del presidente Luis Arce.

En su viaje a Washington, los opositores advirtieron de la situación de Bolivia bajo el Gobierno de Luis Arce, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), y las medidas contra opositores, policías y militares por la crisis de 2019, tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

El Ejecutivo de Arce está, además, enfrascado en una disputa con el titular de la OEA, Luis Almagro, a quien responsabiliza de la salida del poder de Evo Morales en 2019, que para el oficialismo fue producto de un "golpe de Estado".

Por su parte, el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), una organización de pueblos indígenas bolivianos afín al MAS, decidió declarar "personas no gratas" a los parlamentarios que viajaron a Estados Unidos.

La senadora de la fuerza opositora Creemos Centa Rek, una de las que viajó, indicó que, en las reuniones, varios organismos internacionales como la OEA y la CIDH dijeron estar "preocupadísimos por la situación de Bolivia" y añadió que cumplieron una agenda amplia importante para el país.

"Sobre todo en el sentido de equilibrar el derecho que tenemos todos los bolivianos a tener una opción de pensamiento libre", manifestó Rek según una nota de prensa.

Sobre la posibilidad de llevar el caso a la Comisión de Ética Rek indicó que los parlamentarios no fueron representando al Gobierno y que fueron claros al expresar que es un grupo bipartidario por lo que no necesitan permiso.

(c) Agencia EFE