La izquierda reclama en Argentina que no se renegocie ladeuda "ilegítima"

Buenos Aires, 29 ene (EFE).- Organizaciones políticas de izquierda reclamaron este miércoles a las puertas del Parlamento de Argentina que el país no renegocie con sus acreedores una deuda pública que consideran "impagable, ilegitima y fraudulenta".

Integrantes del Frente de Izquierda Unidad marcharon hasta la sede del Congreso, donde este miércoles la Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado para su debate un proyecto de ley impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández para iniciar gestiones con vistas a buscar un acuerdo con los acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda externa.

"Venimos a rechazar un pacto político que en la Cámara de Diputados han consumado el actual oficialismo -el peronismo y el kirchnerismo- con el macrismo para convalidar una deuda que es absolutamente ilegítima e impagable para el pueblo", dijo a Efe Gabriel Solano, dirigente del Partido Obrero y diputado en la capital argentina por el Frente de Izquierda.

Las fuerzas de izquierda sostienen que renegociar una deuda que, a su criterio, fue contraída de forma "fraudulenta" supone convalidar su legitimidad y, además, aseguran que el país, en recesión desde abril de 2018, no puede afrontarla sino con más ajuste.

El proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda emitida bajo legislación extranjera autoriza al Ejecutivo a negociar con los acreedores la administración de pasivos, los canjes y restructuraciones de los vencimientos de intereses y capital de los títulos de deuda emitidos bajo ley extranjera.

La iniciativa fue aprobada este miércoles en la Cámara de Diputados por 224 votos a favor, dos en contra -los de la izquierda- y una abstención.

"No tenemos ninguna duda que este pacto político es lo que está reclamando tanto los grandes banqueros como el FMI y quien va a pagar este acuerdo va a ser el pueblo argentino, con menos jubilaciones, con menos salarios, con más ajustes para la salud y la educación", señaló Solano.

Desde su asunción en diciembre pasado, Alberto Fernández ha insistido en que el país quiere pagar la deuda pero insiste en que para ello la economía debe volver a crecer.

Entre finales de 2015, cuando el conservador Mauricio Macri asumió el Gobierno, y 2019, la deuda pública total argentina aumentó un 31 %, al pasar de 240.000 millones de dólares a 314.000 millones.

En 2018, el Gobierno de Macri firmó un acuerdo de auxilio financiero con el FMI por 56.300 millones de dólares, de los cuales se han desembolsado unos 45.000 millones.

"Con esta ley lo que están haciendo es reconocer como deuda pública todo lo que fue el negociado de Macri del último préstamo, que todos sabemos que se esfumó", dijo a Efe Mónica Schlotthauer, exdiputada nacional por Izquierda Socialista y dirigente sindical.

Schlotthauer aseveró que la deuda es "ilegítima" desde la dictadura militar (1976-1983) y que el endeudamiento es un problema que "se repite gobierno tras gobierno", con el "sometimiento y saqueo" al pueblo.

(c) Agencia EFE