Diputado federal de Morena niega haber violentado a su esposa

·3  min de lectura

CANCÚN, QR., marzo 21 (EL UNIVERSAL).- El diputado federal por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Luis Alegre, negó haber incurrido en cualquier tipo de violencia en agravio de su esposa H.R.A, quien presentó una denuncia en su contra por violencia familiar, la noche del 19 de marzo, luego de un altercado registrado en su domicilio ubicado en la ciudad de Cancún.

Mediante un comunicado de prensa, el legislador por Quintana Roo anunció que su caso será llevado por la abogada Araceli Andrade Tolama, quien lleva la defensa de la periodista Lydia Cacho y destaca por ser especialista en Derecho con perspectiva de género.

"Será la abogada Arceli Andrade Tolama, reconocida defensora de derechos humanos y mujeres víctimas de violencia quien me representará. Estoy seguro que esto abona a mi disposición de transparencia y voluntad de resolución", expresó.

En el texto difundido, se citan palabras de la litigante, quien confirmó que representará al diputado y que hoy mismo se entrevistó con la víctima para presentarse y crear un vínculo de comunicación.

"No soy abogada de violadores, ni de golpeadores de mujeres, ni lo voy a hacer (sic). En base a las entrevistas y constancias a las que he tenido acceso hasta ahora, es que puedo trabajar sin reservas al lado del ingeniero Luis Alegre", dijo.

De acuerdo con las declaraciones que la víctima aportó al Grupo Especializado de Atención a la Violencia Familiar y de Género (GEAVI) de Cancún, quien acudió en su auxilio la noche del viernes pasado, Alegre Salazar le alzó la voz y la insultó delante de su hija, a quien presuntamente involucró en el altercado entre ambos.

H.R.A, de 41 años y originaria de California, Estados Unidos, declaró que el detonante de la discusión fue el haberle presentado la demanda de divorcio a su cónyuge y les manifestó que "siempre ha sufrido violencia psicológica".

La agraviada fue trasladada al Centro de Justicia de la Mujer (CJM) esa misma noche, en donde fue valorada médicamente y se constató que no registraba lesiones físicas. También aclaró que no fue golpeada.

Sin embargo, debido a que señala que ha sido víctima de violencia psicológica y, esta vez, verbal, presentó una denuncia por violencia familiar, ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y por Razón de Género de Quintana Roo.

Al respecto, Alegre Salazar negó "categóricamente", que en la discusión hubiesen mediado insultos. Tampoco se encontraba alcoholizado, ni golpeó a su esposa.

Asumió que se intenta difamarlo y desprestigiarlo con información falsa y se dijo un hombre afecto al diálogo.

"No soy un hombre violento, ni lo seré. Creo y practico el diálogo. El día de los hechos me encontraba totalmente sobrio y no alcoholizado como se manejó tendenciosamente", sostuvo.

Si bien admitió que al ser un diputado federal, su vida personal se vuelve pública, el también enlace personal del presidente Andrés Manuel López Obrador con los empresarios, para el tema del Tren Maya, pidió comprensión sobre su necesidad de cuidar su privacidad y la de su familia.