Diputado capitalino propone no criminalizar a consumidores de drogas

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 15 (EL UNIVERSAL).- El diputado local Temístocles Villanueva presentó una iniciativa para que se deje de discriminar a los consumidores de drogas en la Ciudad de México.

Su propuesta busca reformar diversas disposiciones de la Ley de Salud de la Ciudad de México, en materia prevención de riesgos y consumo responsable de sustancias psicoactivas.

Detalló que la iniciativa tiene el objetivo de orientar una política pública que prime la salud, garantizando que las personas usuarias no sean sometidas a tratamientos criminalizantes y/o estigmatizantes en contra de su voluntad. Además de proponer a la Unidad Administrativa para la Atención y Prevención de las Adicciones de la Ciudad, difundir materiales informativos y la aplicación de una estrategia para la prevención de adicciones y el consumo responsable de dichas sustancias.

Precisó que los efectos negativos del viejo modelo punitivista que criminaliza, castiga y persigue a las y los usuarios de sustancias psicoactivas, dado que las personas consumidoras lo hacen en la clandestinidad, generando problemas a la salud pública y de seguridad en su entorno.

"El sistema de salud capitalino debe de priorizar las herramientas necesarias para brindar información oportuna, atención enfocada y especializada para reducir el riesgo de abusos o consumos irresponsables". Apuntó el legislador de Morena.

En este sentido, subrayó que el uso de sustancias psicoactivas debe ser visto como un tema de salud más que un tema de seguridad, derivado a que en diversos casos el consumo de estas sustancias se relaciona con temas de salud mental y emocional de las personas.

"Las personas usuarias de sustancias psicoactivas no son criminales; por el contrario, son personas de todas las realidades sociales, cuyo consumo puede estar asociado a una gran variedad de factores", reconoció el diputado.

Y añadió: "Es momento de que nuestra Ciudad vuelva a poner el ejemplo, abrazando la bandera del progresismo y avanzando hacia un nuevo modelo de atención al fenómeno de las sustancias psicoactivas que sustituya el fallido modelo de seguridad criminalizante y punitivista".