Dinero, juguetes y comida inundan Newtown en duelo

NEWTOWN, Connecticut, EE.UU. (AP) — Peter Leone estaba ocupado haciendo emparedados de embutidos en su tienda de abarrotes en Newtown cuando recibió una llamada telefónica desde Alaska. Era una mujer que quería darle su número de tarjeta de crédito.

"Ella me dijo, 'voy a pagar los siguientes 500 dólares de comida que salgan por su puerta''', comentó Leone. "Aproximadamente media hora después habló un caballero, creo que de la costa oeste, e hizo lo mismo, pero por 2.000 dólares".

Dinero, juguetes, comida y otros regalos han llovido desde varias partes del mundo en momentos en que Newtown llora la pérdida de 20 niños y seis empleadas de la escuela primaria Sandy Hook hace poco más de una semana.

El agresor de 20 años de edad, Adam Lanza, mató a su madre antes de atacar la escuela para luego suicidarse. La Policía no sabe qué fue lo que detonó la masacre.

El sábado, todos los niños del poblado fueron invitados a la Casa del Ayuntamiento en Newtown para escoger de entre miles de juguetes donados por individuos, organizaciones y jugueterías.

Por otro lado, el sábado ocurrirían los últimos funerales que se programaron públicamente, dijo la Asociación de Directores de Funerarias de Connecticut.

Los regalos fueron una forma con la que la gente fuera de Newtown enfrentó su propia congoja por el tiroteo.

"Es su forma de duelo", dijo Bobbi Veach, quien estaba recibiendo donaciones en la casa del ayuntamiento. "Ellos dicen, 'me siento tan mal, sólo quiero hacer algo para ayudar'. Es por eso que tratamos de acomodar a todos los que podamos", agregó.

El sótano del edificio parecía una tienda de juguetes, con un montón de pingüinos de peluche, muñecas Barbie, juegos de mesa, balones de fútbol y otros regalos. Todos los juguetes fueron inspeccionados y revisados por perros detectores de explosivos antes de ser clasificados y colocados sobre mesas. Los niños podían escoger lo que quisieran.

"Sin embargo, tampoco estamos pidiendo identificaciones antes de cruzar la puerta", dijo Tom Mahoney, administrador del edificio, quien está encargado de entregar los juguetes. "Si hay un niño de otro poblado que tiene necesidad de un juguete no lo vamos a rechazar", afirmó.

El fondo oficial para donaciones, United Way of Western Connecticut, dijo que el sábado tenía 2,6 millones de dólares. Otras personas enviaron sobres con efectivo en su interior para pagar el café en una tienda que vende de todo. También llegó un embarque de pastelillos desde una panadería gourmet de Beverly Hills, California.

El Servicio Postal reportó que se multiplicó por seis el correo enviado al poblado y que estableció una oficina única para su manejo. Los paquetes llegan decorados con arco iris y corazones dibujados por niños en edad escolar.

Algunas cartas llegan en paquetes de 26 sobres idénticos —uno por cada familia de los niños y maestras asesinados o simplemente a "El pueblo de Newtown". Una carta llegó de Georgia dirigida a "Las familias de seis mujeres asombrosas y 20 ángeles queridos". Muchos contienen cheques.

"Esta es simplemente una prueba del amor que existe en este país", dijo la administradora de correos Cathy Zieff.

El sábado continuaban los funerales de algunas de las víctimas en Connecticut: Josephine Gay, de 7 años y Ana Márquez-Greene, de 6. Asimismo se realizaron las exequias de Emilie Parker, de 6 años.

___

Los periodistas de la Associated Press Jesse Washington, Allen Breed, Chris Sullivan, Eileen Connelly, Susan Haigh y John Christoffersen contribuyeron a este despacho.

___

El periodista de Associated Press, Matt Apuzzo en Washington.

Cargando...