El dinero detrás del poder en Washington

Las elecciones federales de Estados Unidos son financiadas exclusivamente con capital privado. El dinero proviene de personalidades, organizaciones y hasta del bolsillo del mismo candidato.

Ley de Campañas Federales establece que los candidatos presidenciales pueden tomar recursos del Fondo de Campañas para las Elecciones Presidenciales, diseñado para reunir 3 dólares donados por los estadounidenses cuando realizan su declaración de impuestos. Pero sólo el 0.0001% de la sociedad estadounidense da dinero para ello. Entonces los políticos recurren a las donaciones directas.

Los ciudadanos pueden donar individualmente a candidatos, partidos y organizaciones políticas. Los partidos también pueden captar recursos a través de grupos organizados, como corporaciones o sindicatos. Estos montos se reúnen mediante los llamados Comités de Acción Política (PAC).

Otra opción son los Super PACs, que pueden recaudar dinero ilimitado de corporaciones, sindicatos, asociaciones e individuos. En este vídeo te mostramos los principales donantes corporativos durante 2019-2020 que culminó con el reñido triunfo de los demócratas Joe Biden y Kamala Harris en la presidencia y vicepresidencia de Estados Unidos.

Las cifras mostradas reflejan las donaciones de los empleados, sus Comités de Acción Política (PAC) y en algunos casos, dinero de la tesorería de las organizaciones, según Open Secrets.