Dimite el ministro del Interior en Guatemala por avalar a la ONG Planned Parenthood

Agencia EFE
·3  min de lectura

Guatemala, 3 nov (EFE).- El ministro de Interior de Guatemala, Oliverio García Rodas, renunció este martes a su cargo tras avalar el lunes el ingreso al país de la organización no gubernamental y proveedora de salud reproductiva, educación sexual Planned Parenthood, vetada posteriormente por el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.

La dimisión del ministro de Gobernación fue informada por la Secretaría de Comunicación Social de la presidencia de Giammattei y confirmada por el mismo mandatario.

"La verdad es que a mí me sorprendió el que se hubiera autorizado a una ONG que tiene los antecedentes que tiene", aseguró Giammattei este martes desde su despacho.

"Con sólo entrar a Planned Parenthood uno encuentra a qué se dedica y cuando uno busca a su historial encuentra historias de terror", añadió el mandatario.

Planned Parenthood provee asistencia sobre diferentes métodos de planificación, entre ellos el aborto, con guías y asesorías al respecto.

La renuncia de García Rodas obedece, según el gobernante, a la equivocación del Ministerio de Interior en aceptar la inscripción de la ONG, por lo que el ahora exfuncionario decidió dar un paso al costado.

"Hemos decidido aceptar la renuncia. Le agradezco el trabajo que en estos meses ha hecho el licenciado García Rodas", puntualizó Giammattei.

La cartera de Interior quedará de manera interina al mando de la tercera viceministra Claudia Díaz, a la espera de un nuevo nombramiento como titular que llegará en los próximos días, de acuerdo al anuncio del presidente.

García Rodas tomó el cargo en junio pasado en reemplazo de Édgar Godoy y es el segundo ministro de Interior que deja el puesto desde que Giammattei fuera investido como mandatario el pasado 14 de enero.

Durante los casi diez meses del Gobierno de Giammattei, han sido removidos los ministros de Interior en dos ocasiones, además de los titulares de Salud, Trabajo y Agricultura, y más de una docena de viceministros.

LA INSCRIPCIÓN

El lunes, el Ministerio de Interior guatemalteco publicó un acuerdo ministerial en el que avalaba la inscripción en el país de la organización no gubernamental estadounidense Planned Parenthood, pero Giammattei anunció horas después del veto de su establecimiento por ser "contraria a la vida".

El mandatario publicó el mismo lunes en sus redes sociales un mensaje en el que aseguró que como "fiel defensor de la vida" no avalará en su Gobierno "la creación, inscripción o puesta en marcha de cualquier organización que vaya en contra de la vida", como sugiere sobre la entidad no lucrativa estadounidense de planificación familiar.

"Reconozco la vida desde su concepción y por lo tanto en mi Gobierno no toleraré ningún movimiento que viole lo que está dispuesto en nuestra Constitución Política de la República (el derecho a la vida desde la concepción), que vaya en contra de los valores con los que fui criado y que riña con mis principios como médico", enfatizó Giammattei.

El gobernante añadió este martes que había contactado a líderes religiosos guatemaltecos para decirles "que no era una posición de Gobierno" la inscripción de la organización no gubernamental.

"En estos temas no hay chance de grises. O se es blanco o se es negro", reiteró.

Planed Parenthood es una organización de 104 años de existencia que provee servicios de salud y salud reproductiva, educación sexual, defensa, coordinación con organizaciones e información a millones de mujeres, hombres y jóvenes en todo el mundo, según indica en su propio sitio virtual oficial.

En Guatemala se calcula que cada año se producen 65.000 abortos ilegales e inseguros y anualmente unas 21.600 mujeres son hospitalizadas con complicaciones por los abortos ilegales, la tercera causa de muerte materna en el país.

Según un informe presentado el pasado 9 de marzo por la organización no gubernamental Grupo de Apoyo Mutuo, al menos 7.854 mujeres fueron víctimas de violaciones sexuales y otras 8.453 sufrieron por violencia machista durante 2019.

De las violaciones sumadas en 2019, un 24 por ciento significaron embarazos en niñas menores de 14 años.

(c) Agencia EFE