A pesar de las diferencias, las organizaciones piqueteras se reunieron para definir acciones coordinadas: “Hay un acercamiento a la idea de movilizar en común”

·4  min de lectura
Piqueteros marchan por el centro porteño
Piqueteros marchan por el centro porteño - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Organizaciones sociales cercanas al oficialismo y otras que confluyen en la opositora Unidad Piquetera expresaron este viernes su preocupación común por el grave escenario social y los “ataques a los movimientos populares”, en una reunión celebrada con miras a unificar los próximos pasos para enfrentar la crisis económica y social. Fue un día después de los cortes de calles y la movilización a Plaza de Mayo, en reclamo de aumentos de sueldos y programas sociales.

Avanza la investigación judicial que inquieta a las organizaciones sociales y preocupa al Gobierno

“Ayer tuvimos una reunión muy positiva con la dirección de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), porque que los trabajadores se unan es importante, más allá de las muchas diferencias que tenemos”, señaló este sábado a Radio Provincia el líder del Polo Obrero (PO), Eduardo Belliboni, uno de los dirigentes piqueteros que expresa la posición más crítica al Gobierno.

El referente de izquierda informó que, en el encuentro de este viernes, los dirigentes sociales oficialistas se mostraron abiertos a la idea de salir a protestar a la calle. “Nos dijeron que lo van a discutir, porque hay un acercamiento a la idea de movilizar en común ”, indicó Belliboni.

Piqueteros marchan por el centro porteño
Piqueteros marchan por el centro porteño - Créditos: @Ricardo Pristupluk

“Los compañeros [de la UTEP] reconocen que hay razones para movilizarse, pero en el marco de un equilibrio institucional delicado. El tema es que el equilibrio institucional delicado lo tienen por los grandes monopolios, por la presión del Fondo y por la propia coalición de gobierno que está crujiendo, no por nosotros. No nos pueden responsabilizar de eso a los que luchamos por las reivindicaciones de los compañeros”, añadió el dirigente.

En ese sentido, uno de los puntos de acuerdo entre ambos sectores tuvo que ver con el reclamo de un “bono de emergencia” o “refuerzo de ingreso” como el que se otorgó en mayo y en junio para trabajadores monotributistas o sin ingresos fijos. “Hemos fijado ese reclamo de $20.000 para jubilados, trabajadores precarizados y monotributistas de las categorías más bajas y los compañeros del Potenciar Trabajo”, precisó Belliboni, quien se encargó de remarcar que apoya la “universalización” de ese programa (cobrado hoy por más de 1.200.000 personas) en contraposición a la idea de salario básico universal.

Acto de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) en las puertas del Congreso
Acto de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) en las puertas del Congreso - Créditos: @Tomás Cuesta

Es que las coincidencias entre la UTEP y la Unidad Piquetera -de la que, además del PO, forman parte otras organizaciones sociales de izquierda, como Barrios de Pie-Libres del Sur y el MST Teresa Vive- no son plenas a la hora de señalar responsabilidades frente a la ofensiva en favor de “la criminalización de la protesta”. Mientras que Belliboni señala al Gobierno y, en particular, a Cristina Kirchner por recientes ataques, las agrupaciones más cercanas al oficialismo apuntan su mirada al macrismo y la oposición política. Esta visión es expresada, en general, por el Movimiento Evita y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Elisa Carrió acusó a Cristina Kirchner de “voltear” a Alberto Fernández: “Es muy difícil sostener esta presidencia sin presidente”

La diferencia está puesta en la identificación de quién motoriza esa ofensiva, admiten en el universo piquetero. Sin embargo, más allá de las discrepancias, todas las organizaciones quedaron en volver a reunirse el miércoles próximo, ocasión en la que se podría definir una movilización para la semana siguiente.

Criminalización de la protesta

“El objetivo de los ataques a las organizaciones sociales es que no haya protestas populares masivas ante los avances del ajuste”, describió Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, en diálogo con LA NACION. Llamó, así, a observar detenidamente “el rol del Gobierno”.

Saravia afirmó, en tanto, que hay coincidencias en el deterioro de la situación social y en la necesidad de dar “respuestas contundentes a estas necesidades”.

Por la UTEP estuvo en el encuentro su secretario general, Esteban “el Gringo” Castro. No participó Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), quien viajó a Catamarca, luego de haber compartido el miércoles pasado en el hall de la estación Constitución una asamblea de la organización, a la que asistió Belliboni, el referente del Polo Obrero.

Juan Grabois, en una asamblea en el hall de Constitución, el miércoles pasado
Juan Grabois, en una asamblea en el hall de Constitución, el miércoles pasado - Créditos: @Ignacio Sánchez

“En esta crisis brutal, que golpea a los sectores más desprotegidos, nos reunimos con organizaciones sociales afines al Gobierno para dar una respuesta, tanto en lo reivindicativo como en el avance de la criminalización de la protesta”, explicó Mónica Sulle, coordinadora nacional del MST-Teresa Vive. Reclamó, así “trabajo genuino, aumentos urgentes en salarios y en los montos de los programas sociales y su universalización”.

Gabriela Cerruti habló sobre la relación con los medios: “La política se transformó en un reality a demanda del breaking news”

Las organizaciones seguirán barajando alternativas para enfrentar la crisis. La finalidad inmediata, revelaron, es definir acciones coordinadas –no necesariamente conjuntas- y trabajar sobre distintas propuestas. Por ejemplo, el salario básico universal - principal consigna del MTE-, la universalización del programa Potenciar Trabaja y un “refuerzo de ingresos” de $20.000 mensuales. “Hubo un pago extra hace tres meses por el deterioro social y hoy la situación es más grave”, comentó una participante del encuentro.

A la espera de definiciones, se realizarán la semana próxima movilizaciones aisladas, como la marcha que hará el MST Teresa Vive el martes, a las 11, a la Casa de Jujuy, para protestar contra el gobierno de Gerardo Morales por “la criminalización de la protesta” y en defensa de la detenida y condenada Milagro Sala.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.