Con diferencias, Juntos por el Cambio postergó el debate interno sobre la postulación de Daniel Rafecas

Jaime Rosemberg
·3  min de lectura
Se reunió hoy la mesa nacional de Juntos por el Cambio tras los cortocircuitos por los cambios en la Procuración; también hubo referencias al fallo sobre el traslado de los jueces Bruglia y Bertuzzi
Fuente: Archivo

Con la intención de no mostrar fisuras ni ahondar heridas internas, la cúpula de Juntos por el Cambió coincidió hoy en sus críticas al fallo de la Corte Suprema que declaró "provisorios" los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi que habían sido anulados por el Senado que conduce la vicepresidenta Cristina Kirchner. Durante la misma reunión, que duró poco más de una hora, los principales referentes de la oposición alertaron sobre la "gravedad" de la nueva ley del Ministerio Público fiscal, que flexibiliza el requisito de los dos tercios para la designación del Procurador General de la Nación, y postergaron el debate interno sobre si deben apoyar o no al juez federal Daniel Rafecas, propuesto por el Gobierno para ese cargo.

"El fallo de la Corte fue un fallo que no nos satisface", afirma el comunicado conjunto distribuido a los medios luego del encuentro. "La Corte, por otro lado ratificó lo actuado por los jueces, por lo tanto deben quedarse en sus cargos y no renunciar, para garantizar justicia a los judiciables", expresaron los dirigentes de JxC, entre los cuales estuvieron el expresidente Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, por Pro;Martín Lousteau y Mario Negri, en representación de la UCR, y Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López y Maricel Etchecoin, por la Coalición Cívica-ARI.

En relación a la ley del Ministerio Público, que la vicepresidenta impulsa en la Cámara alta, el conglomerado opositor expresó: "Nos genera preocupación y alertamos sobre la gravedad que implica que el oficialismo pretenda modificar las mayorías necesarias para elegir y destituir al Procurador General de la Nación, por lo que implica su figura en nuestro ordenamiento institucional, la promoción de la acción penal y a su vez en pleno proceso de implementación del sistema acusatorio", afirmaron. La declaración va en línea con la postura del interbloque de JxC en el Senado, que encabeza el radical Luis Naidenoff.

La discusión por Rafecas, derivó en tres posturas en la oposición. Están quienes impulsan un acuerdo y facilitar la llegada de Rafecas, como Elisa Carrió; los que se oponen, con Macri y la líder de Pro, Patricia Bullrich a la cabeza, y los que aguardaban una negociación que no se produjo, como lo manifestó la UCR encabezada por Alfredo Cornejo. La definición sobre este tema quedó postergada. "En el momento en que el oficialismo en el Senado tome la decisión de avanzar e impulsar al pliego propuesto por el Presidente, Juntos por el Cambio va a expresar su posición respecto al Procurador", expresaron, salomónicos, desde la conducción opositora.

"La unidad no está en peligro"

Según pudo saber LA NACION, en medio de un clima "cordial", Macri hizo un nuevo llamado "a la unidad" del espacio, aunque no criticó de manera frontal la propuesta de Carrió. "La unidad no está en peligro, y nosotros aportamos muchas veces con nuestro silencio, eso a veces no se valora", contestó Etchecoin, aunque Macri ya se había desconectado del cónclave virtual.

Cerca de Carrió se manifestaron disconformes con algunos miembros del "ala dura", que fustigaron a Lilita por apoyar a Rafecas y calificaron la cuestión como "un problema de valores".

Las tensiones y disidencias públicas en torno a ese tema obligaron a adelantar la cita, prevista inicialmente para el lunes que viene. La idea que primó, entonces, fue la de "no meterse" en la "interna oficialista" hasta que el Frente de Todos no oficialice a su candidato, más allá que distintas voces del Gobierno-la secretaria de Legal y Técnica Vilma Ibarra y la ministra de Justicia Marcela Losardo-expresaron su apoyo a la postulación de Rafecas en las últimas horas.