Diferencias en el Gobierno sobre la participación oficial en la jura de Ortega

·2  min de lectura
Daniel Capitanich entrega las cartas credenciales como embajador a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y Rosario Murillo, vicepresidenta
Twitter

El Gobierno quedó atrapado en una nueva polémica internacional. Es que mientras que el embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, confirmó que la Argentina enviaría una misión a la jura de Daniel Ortega, desde la Cancillería aseguraron que el tema no está definido.

“Por ahora no hay una decisión tomada”, dijeron fuentes cercanas al canciller Santiago Cafiero.

El hecho se conoció el mismo día que el presidente Alberto Fernández asumió como presidente de la Comunidad de Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) por todo el año 2022, un organismo desde el que buscará reforzar su “liderazgo regional” y mostrarse como un eficaz “intermediario” entre Estados Unidos y regímenes políticos populistas “de la Patria Grande”.

Daniel Capitanich con Cristina Fernández de Kirchner
Twitter


Daniel Capitanich con Cristina Fernández de Kirchner (Twitter/)

En declaraciones al diario nicaragüense La Prensa, Capitanich dijo: “Estamos a la espera de confirmación de la persona que asistirá en representación de la Argentina. Asistirá alguien del ámbito del Gobierno, pero no podría confirmar quién sería la persona”. Además, anticipó que ya se encuentran en Managua dirigentes del Frente de Todos.

La postura del gobierno nacional con el régimen de Ortega fue ambigua en los últimos meses. Mientras que, desde el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el embajador Federico Villegas se viene sumando a las condenas surgidas de informes del Alto Comisionado que encabeza Michelle Bachelet, sobre todo en relación a la persecución a opositores.

Sin embargo, en la OEA, el embajador Carlos Raimundi repitió los principios de “no injerencia” y se abstiene de condenar al régimen sandinista. En medio de ese escenario, Capitanich regresó a su puesto diplomático, del que había sido retirado para consultas en junio y en una movida conjunta con México. Enojado con la Argentina por su postura, Ortega ordenó en septiembre no votar a Fernández para presidir la Celac, algo que finalmente cambió hoy cuando el canciller nicaragüense, Denis Moncada, le dio el sí a Fernández.

La presencia de funcionarios en la jura oficiaría como un guiño a favor de Ortega, cuyo triunfo, el 7 de noviembre, fue cuestionado por la mayoría de las democracias occidentales. El líder sandinista logró su tercer mandato con el 75 por ciento de los votos, pero en medio del proceso electoral encarceló a todos los candidatos opositores con posibilidad de pelear su liderazgo.

Por estos hechos, Bachelet informó que entre mayo y octubre se registraron al menos 39 detenciones arbitrarias de políticos, defensores de derechos humanos, empresarios, periodistas y líderes campesinos y estudiantiles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.