El Gobierno ratifica la estrategia de llevar a la ONU el ataque contra la Justicia

Horacio Pietragalla
Horacio Pietragalla Corti denunciará en la ONU la existencia del “lawfare” y apuntará a la “falta de garantías” en las causas contra Cristina Kirchner

La Cancillería reconoce que solo hubo “apoyo técnico” al texto, sin involucrarse puntualmente en su contenido. Pero desde la diplomacia argentina prefirieron tomar distancia. No hubo defensas efusivas desde la delegación argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, donde el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, presentará mañana el informe quinquenal en el contexto del Examen Periódico Universal, con referencias explícitas al “lawfare” y la “falta de garantías” en las causas judiciales que afronta la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, el canciller Santiago Cafiero defendió la presentación, que contiene cuestionamientos explícitos a la Justicia, los medios de comunicación y la oposición. “Este es el informe del Gobierno, creemos que está bien y este es el lugar para presentarlo”, afirmó tajante a LA NACION Cafiero.

El Gobierno relanza la relación con Brasil con la visita de Lula, aunque surgen diferencias

No tuvieron la misma postura fuentes diplomáticas consultadas por LA NACION. “Meter este quilombo ahora en este informe era innecesario”, afirmaron distintas fuentes diplomáticas a LA NACION, y recalcaron que el informe, duramente cuestionado por la oposición, es responsabilidad exclusiva de Pietragalla, la máxima autoridad en derechos humanos del gobierno del Frente de Todos, y fervoroso militante cristinista.

Las mismas fuentes dejaron en claro que Cecilia Meirovich, directora de derechos humanos de la Cancillería, fue la encargada de dar el “apoyo técnico” a la secretaría de Derechos Humanos en lo que hace al formato necesario para cumplir con el informe, sin inmiscuirse en el contenido.

Federico Villegas Beltrán, hasta hace días presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y hoy representante argentino en ese organismo, tampoco participó de la confección del texto, similar al que recurre la vicepresidenta al defenderse de las acusaciones en la causa Vialidad.

“Las estrategias de persecución (judicial) cuya finalidad última es la proscripción de figuras centrales del escenario político, ejecutadas en la práctica por jueces y fiscales que visitaban asiduamente al expresidente (Mauricio Macri), tanto en su residencia oficial como en sus residencias privadas, lo que demuestra la espuria convivencia entre ambos sectores y la continuidad de una política de hostigamiento que afecta los principios democráticos de nuestro país, en especial aquellos que hacen a la independencia e imparcialidad con la que deben actuar el Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos”, destaca el informe de Pietragalla, que se conoce cuando faltan tres días para el inicio del debate por el pedido de juicio político a la Corte.

Federico Villegas Beltrán, representante argentino en el consejo de Derechos Humanos de la ONU
Federico Villegas Beltrán, representante argentino en el consejo de Derechos Humanos de la ONU - Créditos: @Twitter

El secretario de Derechos Humanos, que supo tener participación activa en los desmanes dentro del recinto de Diputados durante la discusión de la reforma previsional de 2017, la emprendió contra los “discursos de odio”, y sostuvo en el informe que “han tomado mayor visibilidad en los últimos tiempos debido a los graves sucesos acaecidos recientemente, que culminaron con el intento de magnicidio de la actual vicepresidenta de la Nación y dos veces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner”. También agregó que estos mensajes pueden encontrarse “de modo creciente” en “diversos espacios políticos, medios masivos de comunicación y redes sociales”.

Villegas Beltrán, que estará hoy sentado al lado del secretario de Derechos Humanos durante su informe, defendió en diálogo con la nacion el mecanismo del Examen Periódico Universal, que contribuyó a crear hace más de una década y que, como presidente del Consejo, encabezó en 28 oportunidades. “Durante 50 años, cuando el Consejo era la comisión de Derechos Humanos, los países no tenían que rendir cuentas de sus políticas de derechos humanos. Ahora, hay un mecanismo por el cual los 198 países que componen la ONU, grandes o chicos, ponen su situación sobre la mesa y se exponen a recibir críticas de ONGs y otras naciones”, destacó Villegas Beltrán, que tiene mandato hasta fines de 2024 como representante argentino en Ginebra, y sin opiniones sobre el cuestionado informe, ya publicado por el Consejo de Derechos Humanos, presidido desde este mes por el diplomático checo Václav Bálek.

“Nuestro discurso no fue confrontativo, tomamos las observaciones que nos hicieron y más tarde presentamos el plan nacional de derechos humanos. Este es un discurso militante y fanático, impropio de un país democrático”, criticó ante la nacion Claudio Avruj, exsecretario de Derechos Humanos de Cambiemos y protagonista del último informe a la ONU, en 2017.