Diferencias entre EEUU y UE ralentizan elección de líder de OMC

Bryce Baschuk, Jonathan Stearns y Shawn Donnan
·4  min de lectura

(Bloomberg) -- Estados Unidos y Europa se dirigen a un enfrentamiento sobre sus candidatas preferidas para liderar la Organización Mundial del Comercio, a medida que la selección de la primera mujer para dirigir al árbitro del comercio global entra en una fase crucial.

La Unión Europea se inclina a apoyar a la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala y podría dar el visto bueno para que asuma el cargo a principios de la próxima semana, dijeron personas familiarizadas con el proceso. Otros observadores dicen que la Administración Trump se está inclinando hacia Yoo Myung-hee de Corea del Sur. Mientras tanto, la preferencia de China y las de otras economías importantes como Brasil e India siguen sin estar claras.

La OMC planea nombrar a un nuevo director general el próximo mes para reemplazar al brasileño Roberto Azevedo, quien dejó el cargo a fines de agosto, un año antes de que terminara su mandato. Fue el sexto hombre en liderar de forma consecutiva la organización de 25 años.

El proceso todavía está plagado de incertidumbre política. Las elecciones estadounidenses, que se realizarán dentro de dos semanas, pueden marcar el comienzo de una nueva Administración que altere los planes estadounidenses para la OMC, a la que el presidente, Donald Trump, ha criticado por considerarla una herramienta para los globalistas que permitieron que el crecimiento económico de China avanzara sin control. Si Trump gana, sus asesores han indicado planes para continuar reformando la OMC con un alcance más limitado para resolver disputas comerciales.

“No debemos descartar la posibilidad de que esto termine en un punto muerto y que un resultado tenga que esperar a las elecciones estadounidenses y lo que decida hacer la próxima Administración”, dijo Rufus Yerxa, quien se desempeñó como subdirector general de la OMC de 2002 a 2013 y ahora dirige el Consejo Nacional de Comercio Exterior, un grupo empresarial con sede en Washington que representa a empresas estadounidenses.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, rechazó hacer comentarios.

Si bien pocos países dicen públicamente a cuál de las dos mujeres apoyan, el proceso requiere un consenso de los 164 miembros de la OMC, lo que significa que una sola nación podría bloquear a Yoo o a Okonjo-Iweala. Lo que complica aún más el panorama son las alianzas comerciales desde África a Asia, que están tensas tras tres años de guerras arancelarias y un sentimiento proteccionista que solo aumentó con la pandemia de covid-19.

Por ejemplo, Yoo ha tenido dificultades para asegurarse el apoyo de Japón, que es un socio comercial y un rival de Corea del Sur. El deterioro de las relaciones comerciales entre las dos potencias de exportación pesó inicialmente en la campaña de Yoo y sigue siendo una consideración importante en la última fase de la carrera.

En una entrevista el viernes, Yoo reconoció que podría tener una batalla cuesta arriba.

La Unión Europea tuvo un papel importante en la configuración de la ronda anterior de la nominación, cuando el bloque de 27 naciones seleccionó a Yoo y Okonjo-Iweala como sus candidatas preferidas para la etapa final. Eso hundió efectivamente la candidatura de la keniata Amina Mohamed, quien había sido considerada como una de las primeras favoritas para asumir el cargo.

Okonjo-Iweala, quien se desempeñó dos veces como ministra de Hacienda de Nigeria y una vez como ministra de Relaciones Exteriores, se ha posicionado como una forastera que nunca ha trabajado en la OMC ni ha liderado una negociación de acuerdo comercial. Desde que la lista de preseleccionadas se redujo a dos a principios de este mes, tanto Yoo como Okonjo-Iweala han estado trabajando detrás de escena para conseguir apoyo. Como fichas de negociación, pueden ofrecer a las naciones que las respalden trabajos para sus ciudadanos como uno de los cuatro directores generales adjuntos de la OMC.

Okonjo-Iweala cuenta con un fuerte apoyo de grupos como la Unión Africana de 55 miembros, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental y la Organización de Estados de África, el Caribe y el Pacífico. Si mantiene ese apoyo, Okonjo-Iweala contará con los votos de la mayor parte del continente africano.

Pero personas familiarizadas con el pensamiento de Lighthizer consideran que es demasiado cercana a los internacionalistas procomercio de Washington como Robert Zoellick, exrepresentante de Comercio de EE.UU. y expresidente del Banco Mundial. Okonjo-Iweala, quien se desempeñó como ejecutiva sénior de Zoellick en el Banco Mundial de 2007 a 2011, era una candidata para reemplazarlo cuando renunció en 2012.

Lighthizer es un escéptico de la OMC desde hace mucho tiempo, y las personas cercanas a él dicen que preferiría ver a un candidato más tecnocrático como Yoo, la ministra de Comercio de Corea del Sur con 25 años de experiencia que ha ayudado a expandir la red comercial de su país a través de acuerdos bilaterales con China, la Unión Europea, Reino Unido y EE. UU. Conoce a la coreana por haber trabajado con ella en la renegociación de un acuerdo comercial al principio de la Administración Trump.

Todavía no está claro a quién apoya China.

Nota Original:Global Trade-Chief Race Slows as U.S., EU Split on Finalists (1)

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.